Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Extremadura
Última actualización 17:17
Miércoles, 16 mayo 2012
Juan Parejo se muestra satisfecho por el fallo judicial y la condena al socialista Eugenio Álvarez, pero reitera la disposición a evitar conflictos y colaborar para el mejor desarrollo del municipio

El PP entiende que la condena a Eugenio Álvárez por causar lesiones a la pareja de una edil 'popular' de Calamonte, es motivo más que justificado para su dimisión

El PP quiere hacer público su respeto y su satisfacción por el fallo, del Juzgado número 3 de Mérida, que ha condenado a una multa de 300€ al portavoz socialista en el Ayuntamiento de Calamonte y exconsejero, Eugenio Álvarez, al considerar probado que causó lesiones, el pasado octubre a la salida de un pleno, a la pareja de una edil 'popular' del municipio pacense.


El Partido Popular de Extremadura, a través de su vicesecretario de Organización, Juan Parejo, manifiesta que, "una vez la justicia se ha pronunciado sobre la poco ejemplarizante y antidemocrática actitud de Álvarez, queda ahora por ver si el socialismo asume alguna responsabilidad política por estos hechos violentos ocurridos en Calamonte".

 

Así, los `populares' extremeños "no entienden cómo funciona la doble vara de medir de los miembros del PSOE extremeño, una doble vara con la que calibran de forma muy distinta lo que supone o no una vergüenza política para pedir la dimisión de un cargo público en la región".

 

Parejo, señala que "sería conveniente que se explicará a los ciudadanos por qué al PSOE le parece vergonzoso que un consejero, dimita sin dudar y sin dilación, y les parece respetable que sus cargos públicos, con sentencias judiciales firmes y condenatorias, permanezcan acomodados en sus sillones, como el alcalde de Alburquerque, Ángel Vadillo, y en este caso el portavoz socialista calamonteño, Eugenio Álvarez".

 

El vicesecretario de Organización del PP en Extremadura, espera "ver cómo el PSOE es capaz de justificar que Álvarez siga siendo su portavoz en el Ayuntamiento de Calamonte, y qué razones convincentes utiliza para que no dimita de su cargo de concejal un sujeto que ha convertido, lo que debería ser la libre participación política y la libertad de expresión, en un motivo para ejercer su particular kale borroca a la extremeña para violentar la democracia de la forma más reprochable, mediante la utilización de la agresión física".

 

Para el PP extremeño, "la actitud que el PSOE mantiene para proteger a los cargos públicos de su entorno, enrarece el clima político, un clima que, en las actuales circunstancias, que vive la región, y el conjunto de la nación, debería ser de colaboración y no de violencia y agresión, para el mejor desarrollo y crecimiento de nuestros municipios".


 

Evitar conflictos

 

Por su parte, el acalde de Calamonte, Salvador Álvarez, ha manifestado  también "la satisfacción por este fallo judicial en favor de la verdad y la participación democrática", y ha querido subrayar que "la intención del equipo de gobierno calamonteño ha sido, en todo momento, la de evitar conflictos entre los representantes municipales, buscando el mayor beneficio de los vecinos de Calamonte".

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.