Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Montijo
Miércoles, 11 julio 2018

Detenida una empleada de telefonía en Montijo por estafar más de 160.000 euros a 149 clientes

La mayoría de las víctimas son de la localidad pero también las hay de otras comunidades autónomas, y sin descartar la aparición de nuevos afectados, a quienes junto a las empresas implicadas habría causado perjuicios que ascienden a un total de 160.000 euros.

[Img #78573]

Una empleada de una tienda de telefonía de Montijo ha sido detenida por «multitud» de infracciones penales relacionadas con delitos de estafa, falsedad documental y apropiación indebida que han dejado como víctimas a 149 clientes, en su mayoría de la localidad pero también de otras comunidades autónomas, y sin descartar la aparición de nuevos afectados, a quienes junto a las empresas implicadas habría causado perjuicios que ascienden a un total de 160.000 euros.

En concreto, la autora se beneficiaba por las operaciones de financiación fraudulenta de terminales a nombre de clientes que en realidad no los adquirían, método con el que se benefició de más de 64.000 euros. Asimismo, los investigadores han cifrado en 216 los terminales de los que se apropió, valorados en unos 77.000 euros, de los cuáles vendió de forma fraudulenta 76, que le reportaron un beneficio de 17.000 euros, y que ya han sido recuperados.

La operación 'Sakoma', desarrollada por la Guardia Civil de la localidad pacense de Montijo durante los últimos ocho meses, ha permitido la detención de esta mujer, vecina de la localidad, y asimismo se ha investigado a otro vecino de Montijo por colaborar en algunos de los hechos con la autora.

La investigación parte de una denuncia presentada ante la Guardia Civil de Montijo en octubre de 2017, por la contratación fraudulenta de una línea de telefonía móvil, así como cargos en cuenta bancaria del denunciante de unas cuotas relacionadas con un préstamo mercantil, contratado a su nombre, para satisfacer el importe de la compra financiada de un terminal telefónico.

Los investigadores, que constataron que no se trataba de un hecho aislado, pudieron determinar que una empleada de un establecimiento de venta de telefonía móvil se «apoderó de numerosos terminales telefónicos de los que a la tienda llegaban para su venta», según indica la Guardia Civil en una nota de prensa.

Para evitar que el departamento de contabilidad de la empresa que explotaba ese establecimiento detectase dichas apropiaciones, la autora utilizaba los datos personales de algunos de sus clientes, a cuyos nombres emitía «falsas facturas por la venta financiada de esos terminales apropiados de forma indebida».

Las cuotas a satisfacer de esos préstamos se cargaban en la facturación de clientes sin su conocimiento, de tal forma que estas cantidades solían ser añadidos a otras contrataciones de mayor cuantía, tipo televisión, fibra óptica o agrupación de terminales, motivo por el que el incremento de pagos por los clientes del establecimiento, que se vieron afectados por el entramado orquestado por la detenida, pasaba generalmente desapercibido en la mayoría de los casos.

De hecho, muchos de ellos conocieron su condición de víctimas cuando fueron requeridos por la Guardia Civil, tras ser identificados con ocasión del análisis efectuado a la documentación emitida en el establecimiento. Era en este momento cuando tuvieron conocimiento de que pagaban mensualmente teléfonos que no poseían.

Además, la dependienta se lucraba de la venta y cobro en efectivo de esos mismos teléfonos, bien en la misma tienda, bien por la venta online, o con el apoyo de algún colaborador.

Aunque la mayoría de las víctimas residen en Montijo y sus alrededores, otras tienen sus domicilios en otras localidades de Extremadura, y un número casi a la par, en otras Comunidades Autónomas como Galicia, Andalucía, Asturias, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

De la investigación realizada, se obtuvieron los indicios que permitieron identificar como víctimas además de los citados anteriormente, a la mercantil responsable de la explotación del establecimiento donde la detenida trabajó como dependienta, la financiera donde fueron contratados los préstamos mercantiles que sirvieron para abonar las falsas ventas y la operadora de telefonía móvil a la que representaba la tienda de telefonía en Montijo.

Desde el pasado mes de octubre se han instruido las diligencias que paulatinamente han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Montijo, que es el que conoce de la causa, cuyo volumen, más de 4.000 folios, ha permitido las solicitudes de diligencias garantizadas con las que se ha ido avanzando en la investigación, sin que se descarte la aparición de nuevas víctimas.

Tanto las diligencias instruidas, como la detenida y los terminales de telefonía móvil intervenidos han sido entregados en los Juzgados de Instrucción de Montijo.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.