Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Auxiliadora Correa Zamora
Jueves, 5 julio 2018

Por sus obras lo conoceréis

Lo que ha empezado como una presidencia de gestos, detalles para la galería y fotos, no invita a ser excesivamente optimistas de cara al futuro ya que un Gobierno cumple su cometido cuando tiene hechos que funcionan y políticas que dan frutos cuando el ciudadano puede apreciar que contribuyen a mejorar su día a día. En sus primeros pasos el Gobierno de Sánchez está siendo un Gobierno conocido por los gestos y el postureo, pero los pensionistas no comen de los gestos y los desempleados no encuentran trabajo con los gestos.
Frente al compromiso de Mariano Rajoy con los españoles, su capacidad y eficacia en los momentos difíciles y su elegancia y altura en su salida de la política activa, Pedro Sánchez más bien parece que es rehén de los independentistas, a los que parece querer dar barra libre, y no tiene un proyecto que identifique a todos los españoles. Es una pura entelequia que quiera sustentar su objetivo de país en base a los que quieren romper España.
Es más, aún no hemos escuchado de boca del señor Sánchez cuál es su modelo de país ni propuestas programáticas más allá de decir que hace suyos los presupuestos de Rajoy.
A nadie se le escapa que con 84 diputados es muy difícil gobernar y, como en política nada es gratis, con el paso del tiempo iremos viendo qué concesiones se ocultaban detrás del apoyo de los independentistas y radicales, incluido Bildu, que permitieron a Pedro Sánchez llegar a La Moncloa. En estos momentos es lícito preguntarse a qué acuerdos se llegó con estos grupos con los que está compadreando para ir acostumbrando a la opinión pública a términos como problema político en Cataluña, o a que se esté cerrando con el PNV la cesión de más de 30 competencias, que incluirían la transferencia de la gestión de las prisiones y la del régimen económico de la Seguridad Social, con el acercamiento de los presos de ETA en el horizonte más próximo.
Es indiscutible que para mantener la cohesión territorial y la solvencia de cualquier país, son necesarios una serie de apoyos ya que sin cohesión ni estabilidad es inviable poner en marcha y desarrollar un proyecto de futuro para los españoles. Pues bien, en nuestro país se ha dado un hecho insólito puesto que por primera vez en la historia de la democracia hay un presidente del Gobierno que nunca ha ganado unas elecciones. Mucho nos tememos que si los apoyos de la moción son los mismos en los que va a apoyarse Pedro Sánchez para que el país pueda seguir en la senda de crecimiento y creación de empleo, España muy pronto vea encenderse las señales de alarma que amenacen el crecimiento económico.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.