Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Valdelacalzada
Martes, 26 junio 2018

III Velada Literaria de la Asociación Vecinal Valviense

La Plaza del Mercado de Valdelacalzada ha acogido, para adentrarnos, con permiso del solsticio, en un ardiente estío provocado, no por las altas temperaturas, sino por la calidez de la Poesía, de la Música, de la Danza y de la Pintura, bellas y muy nobles artes que en la noche del viernes recibieron su más que merecido homenaje.

[Img #78443]

En la edición de este año se ha podido contar con Poetas y artistas que han sumado riqueza al acto y que han sabido hacerse un hueco en el corazón y en la retina de todos los asistentes. Plácido Ramírez, Marta Prieto, Vanesa Cordero, Juan Pablo Sánchez, Rafael María Cañete, Lolo Unión y Juani Gragera lograron, con sus versos y con su arte, encandilar al público y despertar en ellos diversas emociones que, en definitiva, es el principal objetivo de la poesía.

Pero no todo fue poesía. La Música vino de “las manos” del pianista Pedro Monty. Gran persona, generoso donde los haya y que encierra dentro de sí un gran artista. Él puso notas a todas y cada una de las intervenciones de los poetas y, al mismo tiempo, interpretó composiciones propias y de autor. 

La Pintura, en esta ocasión, surgió de la inspiración de Clara Báez y de sus lápices. Miembro de la Asociación Arte Prisma y que tuvo a bien aceptar la invitación de la Asociación Vecinal Valviense para compartir con todos y, especialmente con los más pequeños, todo el arte que lleva dentro. Y, por último, la Danza. Rosa María Reguera, invitada por el poeta Plácido Ramírez, logró encandilar a los asistentes cuando bailó un poema recitado por este poeta. La fusión de danza y poesía, no muy habitual, sirvió de colofón y cierre a más de dos horas en las que el arte, en su más pura expresión, se derrochó a raudales.

 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.