Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Víctor Sánchez Ramos
Miércoles, 30 mayo 2018

El ejercicio de la actividad política · Antonio Víctor Sánchez Ramos

1. La actividad política se ha convertido en profesión, es decir que no se llega a la política ni a
ningún partido político a “servir a los demás ciudadanos y a mejorar la sociedad” por el
contrario la persona que se dedica a la política tiene claro que viene a SERVIRSE y VALERSE
de esta actividad para sus intereses particulares y en la inmensa mayoría, salvo alguna
ínfima o mínima excepción, este ejercicio es corrupto y sirve para los intereses personales del
que la ejerce y para su enriquecimiento ilícito a costa de los demás ciudadanos.


2.- La honradez, honestidad y probidad y demás virtudes del hombre de bien, están reñidas con
el ejercicio de la actividad política y son totalmente incompatibles con el ejercicio de la misma,
tan convencido estoy, que afirmo rotundamente que TODOS los cargos de todos los partidos
políticos, SIN EXCEPCIÓN ALGUNA, SON TODOS CORRUPTOS, LADRONES Y
AMORALES, carentes de conciencia alguna, pues a la primera ocasión que tengan ejercerán
sin sonrojo alguno el saqueo de los caudales públicos, saqueo que en la actualidad estamos
conociendo gracias a algunos medios de comunicación y también a la justicia, pero estos
saqueos que ahora conocemos es sólo la punta del iceberg, una pequeña muestra de la
realidad, y lo afirmo así de rotundo, porque estoy convencido de que si alguna persona honrada
aspirara a algún cargo en el partido en que milite, en cuanto acceda al mismo, la única opción
que tiene es comenzar a ser ladrón y corrupto, porque de lo contrario, sus mismos compañeros
de partido lo expulsarán del mismo o le harán la vida imposible, para que se vaya
voluntariamente, ya que el sistema piramidal y corrupto de todos los partidos políticos, no
admite disidencia alguna, me viene a la memoria la escandalosa expulsión por el PSOE del
concejal de Madrid Alonso Puerta con motivo de oponerse a la adjudicación irregular de
contratas, o del Concejal del PP de Boadilla del Monte Sr. Peñas, donde además de haber
recibido amenazas de muerte, se le provocó un accidente de tráfico a su familia por sicarios del
partido donde militaba (PP), por tanto, ya sea éste PP, PSOE, CIUDADANOS o PODEMOS,
todos, todos ellos están PODRIDOS y son CORRUPTOS (tanto monta, monta tanto), así es
como funcionan todos los partidos políticos en cuanto llegan al poder.


3.- Como no hay regla sin excepción, también creo que puedan existir algunos políticos
honrados y honestos en la política, pero sólo en los de primera fila, es decir afiliados que no
tocan poder y también algunos concejales y alcaldes de pequeños pueblos, pero con los
partidos políticos me ocurre lo mismo que con la Justicia, que sólo confío en los de primera fila
o escalón, es decir en los políticos honrados de pequeños pueblos y en los jueces de 1ª
Instancia y Jueces Instructores, pues en cuanto escalan a puestos superiores (Audiencias
Provinciales, Tribunales Superiores, Tribunal Supremo, etc.) donde los han colocados los
políticos de turno, ya les deben favores a los que los han colocado en esos puestos, por lo que
su imparcialidad queda necesariamente contaminada, salvo excepciones, el único político
honesto con poder que he conocido en mi vida es a JULIO ANGUITA, quién por cierto tiene
una ideología completamente opuesta y distinta a la mía.


4.- Por último, una pequeña reflexión, ¿que podemos esperar de nuestro gobernantes que nos
mienten constantemente y además que nos toman por tontos, idiotas o gilipollas?, a ver quién
puede creerse que el Presidente del Gobierno de España tenga un sueldo anual de menos de
80.000 € anuales, (según el BOE), cuando el Seleccionador Nacional de Fútbol tiene un sueldo
anual de superior a los 2,5 millones de euros al año, más las primas por ganar, o que el
Presidente de cualquier empresa Pública del Estado, dobla o triplica el sueldo anual del
Presidente de España; la respuesta es clara y obvia, está clarísimo que todo es MENTIRA y
cobran en negro, en verde o en amarillo, en sobres que mensualmente le entregan los
tesoreros de los partidos donde militan, en definitiva TODOS LOS DIRIGENTES POLÍTICOS
ESTÁN PODRIDOS y mienten sin sonrojo como bellacos, con total impunidad, cierto es,
que algunos dirigentes están más podridos que otros, pero todos están podridos, da
igual el partido al que pertenezcan, no se salva ningún político, ni ningún partido que
toque o ejerza el poder.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.