Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana María Moreno Vaquera
Jueves, 1 octubre 2015

Argimiro Rodríguez Jerez. Médico docente investigador

Este médico, natural de Montijo y bisnieto del diputado Alonso Rodríguez Bautista, ha sido Director de la Unidad de Investigación de Fisiología del Ejercicio Físico y el Deporte en la Universidad de Valencia. Desde sus inicios en la Universidad sevillana, hasta Oxford y otras universidades de prestigio internacional, como las de California, San Diego y de Berkeley. Como asesor de Medicina Deportiva ha participado con los principales clubs deportivos de la Comunidad Valenciana, el Valencia CF y el Levante, con deportistas de alto nivel en ediciones de la Copa de América, entre otros.
Y manifiesta que “La universidad española tiene mucho que mejorar, pero antes se debe mejorar el profesorado de la enseñanza primaria y secundaria, y no valen ya excusas económicas”.

[Img #77153]

Mi padre, Bartolomé Rodríguez, fue Depositario del Ayuntamiento de Montijo, y mi madre, Petra Jerez, ama de casa. Mis hijos: Argimiro es Ingeniero agrónomo, María, Diplomada Universitaria en Enfermería, y Tomás es Ingeniero industrial.

 

¿Qué recuerda de su infancia?

 


Creo que los niños de los años 40 y 50 lo pasábamos bien, a pesar de contar con pocos recursos económicos para tener los sofisticados juguetes que tienen hoy. Con cualquier cosa nos entreteníamos y, además, tenía la ventaja de fomentar la imaginación. Un trozo cuadrado de madera era un tren, un palo una espada, cualquier bola un bolindre y hasta con botones hacíamos equipos de futbol y jugábamos largos partidos. Teníamos además un polideportivo enormemente grande, las eras y otro más reducido, pero más céntrico, el atrio de la iglesia para poder jugar al fútbol.


 
¿En qué centros ha estudiado?

 


Con 4 a 6 años, fui a la escuela que los padres franciscanos tenían en el convento de San Antonio. Después, hasta los 9 años, estuve en la escuela nacional que estaba en lo que había sido la Casa del Pueblo, en la calle Mérida, que posteriormente se trasladó a los altos de Morilla, encima donde hoy está la relojería de Luis Pérez. A los 10 años me fui a estudiar bachillerato al Colegio Claret de Don Benito y el preuniversitario lo hice en el Real Colegio Alfonso XII de El Escorial. Luego, en la Universidad de Sevilla estudié la licenciatura de Medicina y Cirugía, y en la Universitat de Valencia hice el doctorado en Medicina y Cirugía.

 

¿Algún profesor que le marcara de alguna forma?

 


Sin duda mi maestro don Fausto Ardila Merchán, en mis estudios primarios, y en los universitarios el profesor doctor don José Viña Giner. De ambos, a parte de mis padres, he aprendido prácticamente lo mejor que pueda tener. A todos les estoy muy agradecido.

 

¿Por qué elige esa carrera?

 


Posiblemente todos tenemos vocación de médico, maestro o militar. Mi bisabuelo, Alonso Rodríguez Bautista, era médico pero no sé si esto influiría en mi vocación, pues hasta hace unos años no me he enterado de esto gracias a mi buen amigo Manuel García Cienfuegos. Por cierto, Alonso Rodríguez Bautista fue diputado provincial desde 1871 a 1884, fue un fiel defensor del pleito contra Mérida para conseguir que el término municipal de Montijo se ampliara con 8.000 Ha. más. Ganó el Pleito ante el Tribunal Supremo, con la inestimable colaboración del abogado don Antonio Maura y Montaner, y, desde entonces, Montijo pasó de tener un término municipal de unas 4.000 hectáreas, a las 11.960 que tiene actualmente.
En el Pleno municipal del Ayuntamiento la Corporación Municipal acordó (Acta del Ayuntamiento de Montijo del 24 de junio de 1897) hacerle un retrato, que figura en el salón de actos del Ayuntamiento, y realizar una estatua, cosa que no se llevó a la práctica, pero sí el de su nombre a la de la llamada calle del Moro.
Las nuevas corporaciones deben de proseguir este afán de aumentar el término municipal y hacer que de los enormes términos municipales de Mérida (86.560 Ha) y Badajoz (144.037 Ha.) se le segreguen algunas hectáreas más, pues esto supone para Montijo unos ingresos nada despreciables. No podemos estar pagando los montijanos, dueños de gran cantidad de hectáreas de estos términos, el IBI a ellos y que nosotros no tengamos los recursos necesarios o tengamos que pagar más impuestos.

 

¿Cuál es su especialidad?

 


Fisiología, y dentro de ella la Fisiología del Deporte.

 

 

¿Nos puede decir qué es la Fisiología?

 


Hay muchas definiciones de Fisiología pero me gusta la que dio el Premio Nobel de Fisiología, el argentino Bernardo Houssay, “La Fisiología es la ciencia biológica que estudia las funciones de los organismos y las leyes que gobiernan dichas funciones”. Por ejemplo estudia las funciones respiratorias, cardiovasculares, inmunitarias, renales, digestivas, del sistema nervioso, del sistema endocrino, de la sangre, etc. y los mecanismos bioquímicos y biofísicos que rigen esas funciones. Comprenderá que es una ciencia de importancia capital en todas las licenciaturas relacionadas con la salud.

 

¿Su primer destino y dónde termina ejerciendo?

 


Primero hice docencia en la Universidad de Sevilla pero me trasladé enseguida a la Universitat de Valencia, en la que realicé el Doctorado y saqué la plaza de Profesor de ayudante de Bioquímica y Fisiología. Posteriormente, por oposición obtuve la plaza de Profesor Titular de Fisiología de la Universitat de Valencia, adscrito a la Facultad de Medicina, en donde he desarrollado mi labor docente e investigadora hasta que me jubilé en el 2012.

 

¿Su trayectoria profesional?

 


Académicamente he impartido clases en la Universidad como docente y Profesor Responsable las asignaturas de la licenciatura de Medicina Bioquímica Médica, Fisiología Médica, Fisiología del Deporte y Alimentación, Nutrición y Dietética del deportista.
He dirigido e impartido clases desde el año 1990 hasta mi jubilación en el programa de doctorado “Ciencias aplicadas al deporte”, del que hemos  hecho 12 ediciones, y también he dirigido e impartido clases en dos Másteres (en 1990 y 1992) “Medicina del Ejercicio Físico y el Deporte”. He dirigido 21 tesis doctorales, 42 trabajos de investigación y dado conferencias en 3 congresos internacionales y 5 nacionales.
Como cargos no vinculados a la Universidad he sido Vicepresidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) y Presidente de su Comité científico. Desde el año 1985 soy Presidente de la Asociación Valenciana de Medicina del Deporte (AVAMEDE) y, espero, que lo antes posible, mis compañeros me releven del cargo.

 

Es Director de la Unidad de Investigación de Fisiología del Ejercicio Físico y el Deporte de la Universitat de Valencia ¿cómo llega a ser director?

 


Era necesario que los médicos valencianos tuvieran unos sólidos conocimientos de las ciencias del deporte y poder ser unos buenos especialistas en Medicina del Deporte. Para tratar de formar a los Médicos del Deporte, en primer lugar, hicimos un laboratorio del Fisiología del Deporte en donde se podían aprender las técnicas más necesarias en esta especialidad y, en donde, también desarrollábamos nuestra tarea investigadora y dirigíamos tesis doctorales en este campo. La propuesta de montar esta Unidad de Investigación fue aprobada por la Junta de Gobierno de la Universitat de Valencia y se me nombró director de la misma, cargo que he ejercido hasta mi jubilación

 

¿Cómo le resultó su trabajo?

 


Realmente tanto la docencia como la investigación son apasionantes si te gustan. A mí me gusta más la docencia porque puedes realizar un trabajo mejor con pocos medios y casi todo depende de uno.
Para la investigación,(me refiero a la buena investigación), es preciso costosos recursos tanto en aparatos como en personal y esto es muy difícil de obtener. Es difícil, como ya le he dicho, hacer una investigación de calidad en España lo cual no quiere decir que los investigadores españoles no lo intenten. Como prueba de la calidad investigadora en España baste decir que en los últimos 110 años (Ramón y Cajal, premio Nobel de Fisiología en 1906) ningún español ha vuelto a obtener un Premio Nobel en ninguna actividad científica, Fisiología, Físicas, Química, etc.

 

¿Ahora se ha puesto más de moda la nutrición en el deporte?

 


Sí, en todos los deportes se tiene cada vez más presente, no sólo el entrenamiento deportivo sino los aspectos médicos, nutricionales y psicológicos de los deportistas. En nutrición hay mucho intrusismo y cualquiera que lea un articulillo en internet es nutricionista, sin tener la mínima formación científica. La suerte de éstos es que una dieta incorrecta produce patologías a largo plazo generalmente y, entonces, averigua  quién fue el causante del mal.
La nutrición está de moda pues hay una gran cantidad de productos que “mejoran el rendimiento deportivo”. La industria de productos ergogénicos mueve millones de euros y, en la mayoría de los casos, son productos placebos y en todo el mejor efecto es que disminuyen los ingresos familiares. Generalmente son caros y no mejoran el rendimiento deportivo.

 

¿Los deportistas deben tener una dieta especial?

 


Primero es preciso que ingieran una dieta equilibrada normal durante todo el año teniendo en cuenta algunos aspectos (intensidad, duración y horario del entrenamiento, peso que se desea tener, etc.) pero, también, deben ingerir: una dieta de entrenamiento, otra de precompetición, también la dieta de espera, la de competición en su caso y la dieta de recuperación. No hay la dieta del deportista, sino las dietas del deportista.

 

Existen muchos “complementos o suplementos” dietéticos que cuestan un pastón, ¿son realmente necesarios en general?

 


Lo más necesario para un deportista es hacer un buen entrenamiento y una vida saludable. Si la dieta que toman diariamente es equilibrada no es necesario nada más especial. No obstante, las mujeres deportistas deben ingerir algo mas de magnesio, hierro y calcio que las no deportista. Si han perdido muchas grasas (maratoniana) aumentar también la cantidad de vitaminas liposolubles. Estos incrementos pueden hacerse bien con una dieta adecuada pero pueden suministrarse como productos farmacéuticos.

 

¿O se pueden conseguir esos minerales o vitaminas en la alimentación sin necesidad de un bote de pastillas?

 


Salvo en los casos en los que hay un defecto de algún mineral o vitamina, los alimentos tiene la cantidad necesaria de ellos si se eligen y mezclan adecuadamente. Por ponerle un ejemplo, hay más hierro y más asimilable en la sangre encebollada que en una frasco de ferromet.

 

¿Todos debemos hacer deporte? ¿En qué medida?

 


Es muy conveniente hacer ejercicios físicos, pues mejoran, especialmente, las funciones locomotoras y cardiovasculares. No obstante, es preciso, antes de ejercicios físicos o deporte, hacer que un médico deportivo le realice un reconocimiento y unas pruebas para ver su aptitud deportiva y conjuntamente, con algún preparador físico les indique qué ejercicios o deporte debe realizar. Por último, que le recomiende la vestimenta y el material adecuado.

 

Ha sido médico de los equipos de ciclismo de Artiach y Paternina ¿cómo fue su experiencia?

 


No, el médico era el doctor Huertas. A mí, me contrataron para hacerle las pruebas de funcionales e indicarles las dietas. Me fue muy útil, pues aprendí qué es lo más importante que necesitan los ciclistas y sus entrenadores; y en qué aspectos el médico no tiene mucho que hacer en un club.

 

¿En qué equipos del fútbol ha estado?[Img #77157]

 


La mayor parte de los médicos de los principales club deportivos de la Comunidad Valenciana han sido alumnos de los master de “Medicina del Ejercicio Físico y el Deporte” que he dirigido. Esto hace que los alumnos siempre tengan un buen concepto de los conocimientos sobre lo que les  explicas  y, por tanto, te consulten las dudas que tiene sobre algunos aspectos deportivos. Le hemos hecho pruebas funcionales y de esfuerzo al Valencia CF y al Levante.

 

Como asesor de medicina deportiva ¿dónde más ha estado?

 


En donde más intensamente hemos participado con deportistas de alto nivel fue en la preparación de la tripulación del Rioja de España, equipo del Desafío Español Copa América en 1995. Hicimos el control del entrenamiento y la valoración funcional del equipo en el  Departamento de Medicina, que dirige el Profesor Dr. Wagner en la Universidad de California San Diego. Todos los miembros del Departamento y el propio Dr. Wagner pusieron a nuestra disposición todo el material que necesitamos y una ayuda técnica inestimable.
En la siguiente edición de la Copa de América suscribimos en 1997 un convenio entre Copa de América y la Universitat de Valencia para “Evaluación y control del rendimiento deportivo del equipo español de Copa América” que llevamos a cabo en la Unidad de Investigación de Fisiología del Ejercicio y con la colaboración del prestigioso fisiólogo del deporte Profesor Dr. George Bruce de la Universidad de California Berkeley. También hemos colaborado con el equipo valenciano de triatlón realizándole las pruebas funcionales necesarias para que su entrenador mejorara su nivel competitivo.

 

También ha pasado por Oxford y otras universidades extranjeras, cuéntenos...

 


Además de las universidades de California, San Diego y de la de Berkeley, que acabo de comentarle, he tenido la suerte de poder estar en otras universidades de prestigio internacional. En el Instituto Karolinska de Estocolmo, en el año 1976, aprendiendo a determinar hormona de crecimiento y Somatomedina C (IGF-1). En la Universidad de Oxford, en el año 1980, estuve en el Laboratorio del Profesor Krebs aprendiendo a aislar células hepáticas de rata y estudiar en ellas el metabolismo del glutation.

 

Ciclismo, fútbol, regatas, ¿otros deportes?

 


Lo más importante, desde el punto de vista de un investigador, es trabajar con deportistas de clubes de mediano nivel, ya que ellos no están sometidos a grandes sesiones de entrenamiento, y, por tanto, es posible observar los cambios adaptativos que se producen en su organismo cuando los sometes a algún programa especial de ejercicios.
Por eso, en mi Unidad preferíamos trabajar con los equipos deportivos universitarios que con los profesionales. Obviamente, le hemoss realizado controles y pruebas de esfuerzo a la mayor parte de los equipos de la Universitat de Valencia.


¿Cómo valora la actual Universidad española?

 


Si nos fijamos en el lugar que ocupan en el Academic Ranking Word Universities de 2015 (Informe Shangai), la primera universidad española, en el año 2015, ocupa un puesto entre la 150 y la 200. En las 500 mejores universidades del mundo, españolas (España tiene 82 Universidades) hay sólo 11 y de ellas 5 están entre los puestos 401 al 500. Comprenderá que no es para echar cohetes. Qué diríamos si el Real Madrid ocupara el puesto 200 entre los equipos mundiales de futbol.
La Universidad española debe, en primer lugar, seleccionar mejor y controlar a su profesorado pues tiene mucho que mejorar. Pero también hay que decir que, antes se debe mejorar el profesorado de la enseñanza primaria y secundaria, y no valen ya excusas económicas. Es penosa la calidad científica de nuestros estudiantes si se observa el informe PISA. Peor imposible.
Con esos mimbres, la Universidad además de sus problemas, es imposible que forme a sus estudiantes. Por otro lado, no puede impartir una buena docencia la Universidad a la ingente masa de estudiantes que aprueban la selectividad. ¿Cuántos profesores se necesitan? ¿Cómo se forman estos profesores? ¿Cómo se van a colocar los estudiantes egresados si no son necesarios tantos licenciados o graduados?

 

¿Cómo se divertía la juventud en su época?

 


Hace 50 años eran pocas las formas diarias de divertirse que tenia la gente joven. No había diariamente bailes públicos, cafeterías, pub, botellones etc. por tanto había que hacer cada uno sus propias formas de diversión. Para pasarlo lo mejor posible durante la Feria montábamos casetas o arrendábamos locales en donde celebrar bailes y concursos.
 


Casetas en la feria ¿Cuéntenos cómo fueron y se organizaron?

 


La primera fue “El Cortijo”, en el año 1965. Emilio Macarro, José Luis Sánchez, Constancio Cutanda y yo hicimos nuestros primeros pinitos. Arrendamos el solar que estaba en la esquina contigua al Fogón (antes piscina-bar Cavi), lo vallamos con tablas que nos regaló o, al menos no cobró, Miguel Escrivá, pusimos dentro del local algunas encinas, un escenario, una pista de baile y un bar. Este lo regentó el conocido, magnífico restaurador y buen amigo Aurelio Mejías, primer introductor del whisky en Montijo.
La ruina estaba asegurada, pues durante toda la Feria hizo un tiempo gélido y se preveía que nadie acudiría a la Caseta El Cortijo, pero la Providencia nos ayudó haciendo realidad una idea de Antonio Sánchez, (alias el Granaíno y ahora el Compadre) al que le impusimos por ello, por su gran colaboración, la bellota de oro. Se pusieron las mesas alrededor de unas pilas de leña y hacíamos unas hogueras con estos troncos de encinas. Fue todo un éxito, pues la caseta todas las noches tenía un lleno hasta la bandera.
Al Cortijo I le siguió en 1966 el Cortijo II que comentaremos posteriormente y que estaba instalado en la Piscina Bar Cavi. Luego llegaron los sucesivos en los altos del Bar de Alejandro, posteriormente en el baile de Iglesias...

Es común decir que las ferias están perdiendo atractivo ¿alguna sugerencia? ¿otros tiempos fueron mejor?.
Posiblemente porque hay muchos sitios en donde entretenerse y divertirse diariamente. Además, el nivel de vida es mucho más alto y corre más el dinero aún en la crisis. También casi todas las personas tienen coche y pueden desplazarse a otras ciudades para pasarlo bien. Antes, la gente del campo venia al pueblo una vez cada 15 días (para hacer quincena), además había escasos sitios donde divertirse. Escaseaba la peseta y por tanto las Ferias servían como diversión máxima para gastar los escasos ahorros que se habían hecho.
Actividades vinculadas con la gastronomía...
Dos de las ciencias que tienen gran relación con la gastronomía son la Bioquímica y la Fisiología. Por suerte ambas las he tenido que estudiar porque han sido el objeto de mi profesión. La Nutrición es pura Bioquímica, la Alimentación tiene mucho de la Fisiología y la Gastronomía cabalga entre la Bioquímica, la Física y el Arte del cocinero.

 

¿Hay buena cultura culinaria en Montijo?


Creo que sí. Hay bastantes personas a las que les gusta la cocina y lo hacen muy bien. Ya ha habido en Montijo un principio de Escuela de Hostelería. Sería deseable que se pidiera a la Universidad de Extremadura una Escuela Universitaria de Gastronomía para instalarla en Montijo y se impartiera el grado de “Alimentación y Gastronomía” como ya se hace en muchas universidades españolas.

 

¿Cuál es su plato preferido?

Cualquiera que haga alguien que sepa cocinar, pero quizás la caldereta de cordero sea mi preferido.

[Img #77156]

 


 

 

¿Una receta?


Pues las sopas de tomate.  Ingredientes: 400 gr. de pan en rebanadas del día anterior, 2 ramas de perejil, 12 tomates frescos pelados, 2 hojas de laurel, 250 gr. de tomate frito, 2 cebollas medianas, 250 ml. de aceite de oliva virgen extra, 8 dientes de ajo, 4 pimientos verdes, 1 pimiento rojo, agua y sal Elaboración: Se pican las cebollas, los ajos y los pimientos y se fríen. Cuando estén dorados, se añaden los tomates pelados y picados. Una vez bien frito todo, se agregan el tomate frito, la sal, un bouquet de laurel y perejil, un poco de comino machado, los ajos pelados, algo tostados y el agua. Dejar hervir un rato y se retira del fuego. Tener el pan rebanado y tostado repartido en cazuelitas de barro. Se vierte el caldo sobre el pan y se deja cocer todo un rato. Se toman acompañadas de higos o/y uvas frescas. Si se le añade un huevo y unas lasquitas de buen jamón se mejora bastante el plato.

 

¿Cuál es el ingrediente principal de una Peña?


Tener personas colaboradoras y con la que compartir ilusiones y  los objetivos de la peña.

 

¿Las peñas gastronómicas son más propias del sexo masculino?

 


Sí, pero no sé por qué las mujeres no se reúnen en peñas gastronómicas, será posiblemente porque están mas obsesionadas con tener su peso ideal. Generalmente los componentes de las peñas gastronómicas tenemos algunos gramos de más.

 

¿Qué es “El Cortigín”?

 


En 1966 arrendamos la Piscina-Bar Cavi, pues su dueño fue trasladado a Cádiz y no podía atender el local. Éste tenía entonces una piscina, un bar y una pista de baile. Pagamos una renta de 50.000 pts. por la temporada de verano de ese año. Éramos estudiantes y de denarios andábamos escasos por lo que tuvo que prestarnos el dinero el doctor Gabriel Peyró. Todos pensaban que se iba a quedar con la trampa pero antes de un mes ya habíamos pagado el préstamo, pues el negocio iba viento en popa.
Era la diversión preferida no sólo por los montijanos sino que el local, los sábados y domingos, se llenaba hasta la bandera con jóvenes procedentes de toda la región. Al ritmo de las dos orquestas Pirfano y Vegas Bajas se bailaba hasta bien entrada la noche con los ritmos de la época: chachachá, twist, madison, boleros, pasodobles...
En las mesas y en la barra del bar se tomaban las bebidas habituales pero una hizo furor: “El Cortigin”. No sé quién la inventó, seria alguno de nuestros amigos. Consistía en poner en un vaso largo mucho hielo, un chorreoncito de ginebra y otro de menta. y añadirle un refresco de limón. Posiblemente, el enorme éxito del brebaje se debiera a la creencia en el poder erotizante de la menta.

 

Fue presidente de la Peña El Caldero ¿por qué no se continuó?

 


La Sociedad Gastronómica El Caldero la fundamos en 1998 y desde entonces hasta el año 2006 fui presidente. Dejé la presidencia porque era bueno que la dirigieran otras personas con nuevas ideas y, además, porque en la Universidad se implantó el nuevo calendario académico y los exámenes de septiembre se hacían a partir del día 1 de este mes, por tanto mis obligaciones académicas me impedían contribuir a montar y hacerme cargo de Caseta de Feria de la sociedad.

 

¿En la actualidad sigue compartiendo su afición con los amigos en alguna Peña?


Tenemos la Asociación Gastronómica Montijana en la que nos reunimos una vez al mes. Nos lo pasamos fenomenal y ese día cocina uno de los asociados.


Además del buen comer ¿qué otras aficiones tiene?


No lo hago por afición sino por necesidad vital. Mi mayor afición es charlar con la gente y de vez en cuando hacer alguna escapada por los pueblos de Valencia.

 

¿Ha tenido vinculación con algún partido político?

 


No, ni pienso, pero no me importaría pertenecer a alguno si tuvieran alguna ideología, si sus dirigentes no fueran corruptos y si su interés por la formación de los españoles fuera prioritaria.

 

El tiempo de su jubilación, ¿cómo lo pasa?

 


Lo paso entre Valencia y Montijo. Como con compañeros, unos jubilados y otros no, un par de días a la semana, tomo café con mis compañeros del Departamento de Fisiología. Hago alguna actividad recreativa, como la reunión que tenemos todos los días en Montijo, en “El Galgo”, mientras desayunamos. Me reúno a mediodía con mis amigos a tomar unas cervezas, leo las revistas científicas de mi especialidad. Veo el correo que me llega por internet, hago chapuzas en casa...
Ahora tengo pendiente asistir al XV Congreso Nacional de la Federación Española de Medicina del Deporte que se celebrará en Bilbao el 26 de noviembre próximo.  
Resumiendo se me hacen los días demasiado cortos como para aburrirme. Si hubiese sabido que jubilado se pasa tan bien, lo hubiera hecho antes.

 

Vuelve siempre a su pueblo ¿qué es lo que más le gusta de él?

 


Siempre que puedo he venido y vengo a Montijo a ver a mi familia y a mi amigos. Mi afición preferida es charlar con la gente, y ahora, en Montijo, ir al teatro algunas veces. La verdad que en Montijo no hecho nada de menos, pues estamos muy cerca de Sevilla, Salamanca, Lisboa y Madrid, por tanto, poco puedes necesitar que no encuentres en estas ciudades.
 
Ha donado más de 1.300 libros a la Biblioteca Pública ...


Sí, y además de los libros de medicina, nutrición ... para poder ser consultados, se encuentran libros de literatura en general.

[Img #77155]

 

NOMBRE: Argimiro Rodríguez Jerez.
EDAD: 74 años.
UN LUGAR PARA VIVIR: Montijo.
UN LUGAR PARA PERDERSE: Las Hurdes o en Santander.
UNA COMPAÑÍA: Mi mujer.
UNA LECTURA: La Generación del 98, especialmente Ortega y Gasset
UNA MÚSICA: Soy un cateto musical. Algunas obras clásicas y la música ligera
UN HOBBY: Poner al día algunos temas de fisiología del deporte y de nutrición.
UN SUEÑO: Que Montijo tenga Facultades Universitarias.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.