Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Cáritas Montijo
Última actualización 19:10
Lunes, 9 abril 2018

No leas este artículo

Te lo advertimos ¡NO LEAS ESTE ARTICULO! Es peligroso. Podría afectarte al corazón, y ya no volverías a ser la misma persona.
En la televisión nos previenen: “las imágenes que vienen a continuación pueden herir su sensibilidad” así ya sabemos que podemos encontrarnos con algunas imágenes duras, de muerte, enfermedad y sufrimiento. Imágenes de la realidad, que sabemos que existen porque nos lo han contado, pero que preferimos no ver, mirar para otro lado y seguir con nuestra vida como si tal cosa
Sin embargo hay ocasiones –como te está pasando a ti ahora al leer este artículo- en que nos puede la curiosidad. ¿Qué será esto tan peligroso que es mejor que no lo vea? Es entonces cuando nos atrevemos a ver esas imágenes y suele suceder que es verdad, que aunque pensábamos que no iba a pasar, nos afectan. Y nos producen pena, o enfado, nos conmueven, “nos tocan la fibra sensible” que nos empuja a “hacer algo”. Las más de las veces ese algo es llorar, protestar... lanzar una pregunta retórica ¿por qué no hay alguien que “haga algo”?. Otras pocas veces decidimos involucrarnos un poco más: nos movilizamos, compartimos nuestro tiempo, nuestro dinero...
Hace unos días lanzamos una petición de ayuda a través de Facebook pidiendo ropa para el ropero de Cáritas Interparroquial. La respuesta fue abrumadora. En menos de 24 horas habían visto nuestro mensaje más de 4000 personas y se había compartido más de 100 veces. El resultado no se hizo esperar y comenzaron a llegar los recursos que necesitábamos para atender a las personas que solicitan la ayuda de Cáritas. ¡Muchas gracias!
Pero qué diferencia con lo que sucede cuando publicamos artículos de reflexión o los mensajes de las campañas. No llega ni a un centenar las personas que deciden leerlos, mucho menos a compartirlo. ¿Por qué ocurre esto? De entre las múltiples causas vamos a mencionar dos: la prisa y el miedo. Vivimos de manera tan acelerada que no tenemos tiempo de pararnos y reflexionar para poder entender por qué ocurren las cosas, porque el mundo está como está, cómo se puede transformar la realidad. Y el miedo al compromiso, a salir de nuestra zona de confort a que ese “hacer algo” implique más que un poco de mi tiempo o de mi dinero nos paraliza y nos impide ser.
Desde Cáritas Interparroquial de Montijo te lanzamos un reto: ¡Atrévete a leer! ¡Atrévete a mirar! ¡Atrévete a pensar!. Continúa con ese “algo” que ya vienes haciendo y da un paso más: infórmate, fórmate, transfórmate. Cambia tu mente y tu corazón y conviértete en la mejor versión de ti. ¿Aceptas el reto?


AMA Y VIVE la JUSTICIA

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.