Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel García Cienfuegos
Miércoles, 4 abril 2018

la rueda delantera molleguea

“Santa Bárbara bendita que en el cielo estás escrita con papel y agua bendita. Santo Dios, Santo Fuerte, Santo inmortal, líbranos Señor de todo mal”. La barrera del sindicato. Juliana Durán Rodríguez que cosía ropa de hombre con la maestra Isabelita en la calle Santa Ana. El taller de sastrería de Isabel Gabardino, en la calle Cardenal Portocarrero. Antonio Rodríguez Marín, Auto-Radio: “Bicicletas Fénix, receptores Ondina, baterías Tudor, electrodos Philips, Electrobombas Bloch, rebobinado, instalaciones, carga-reparación de baterías, taller radiotécnico, electricidad del automóvil”. Por veinticinco pesetas puede usted conseguir un traje confeccionado de setecientas cincuenta pesetas, también puede salirle gratis; es una modalidad popular de ahorro que ha establecido Tejidos Martínez. La mortadela de IFESA. Calidad en el paño, perfección en el corte, facilidades en el pago; pañería y sastrería Menayo. Es un gato garduño. Siempre con los jarapales pa fuera.

Los hermanos Santos y Quico Díaz, en el Arroyo del Ciervo llamando a las ovejas: “Mora, Grana, p’atrá. Ramona, échate p’atrá. Ramonilla. Y la Mora aonde va. Culebra, Culebrilla, que eres más de media liebre, so joía. Coja, Madrileña, que te vas al sembrao”. Simón Lavado Navia, el “Arca de Noé”, novedades, velos, corsés, medias, artículos para labores, bisutería, abanicos, bolsos, cuellos, corbatas, guantes, ligas, géneros de punto, paraguas y sombrillas, artículos para regalos, plata Meneses, ferretería en general, venta de explosivos, jaulas para grillos y trampas para los ratones. “Cuando el pájaro se baña, barrunta agua”. El camarero Joaquín García. Cuando los hombres tenían que quitarse el sombrero o la gorra al entrar en el casino, siendo presidente Juan Durán. La estufa catalítica. Los lápices con la tabla de multiplicar. La Mobylette. “Parece que la rueda delantera molleguea; pues yo creo que lo que tiene es un cojinete repiao”. Toda la ropa esparramá por el suelo.

 “Por la calle de Arriba van dos ratones, uno va haciendo media y el otro, calzones”. El Compás, de Antonio Fernández García, papelería, objetos de escritorio, reparaciones estilográficas, carga de bolígrafos y material escolar. Las películas en el cine Emperatriz durante la Feria, en las predominaban las películas del oeste: Asalto al fuerte Clark, Oro para el César, El hijo del pistolero, Molly Brown y Pistolas no discuten. Cuando te das un golpe en el codo y te dicen: “Ahí lo tienes, dolor de suegra”. “Aire, aire, mi marío en la era y yo con el fraile”. Mercería Cecilia, de Cecilia Fernández Branquinho, en la Barriada El Valle, hija de María la Portuguesa. El letrero en las ventanillas del tren: “Es peligroso asomarse”. Los puntos Spar, de los que se decían que estaban al servicio de la familia. María y Petra, sobrinas del cura párroco don Juan Pérez Amaya.

Se tiró a la bartola, chacha. Mi amigo Juan Félix Barril cantando “El sol se llama Lorenzo y la luna Catalina, cuando Lorenzo se acuesta se levanta Catalina”. “Tu padre no me quiere porque soy pobre; más pobre es la cigüeña y está en la torre”. Librería El Valle, de María José Ríos Díaz, que ha dado servicio durante treinta años. El jabón Heno de Pravia, el aroma de mi hogar. El regato de La Alcazabilla. Dimas de la Fuente anunciado desde su tómbola: “Ahora es el momento. Aquí siempre toca, porque Zamora no se gana en una hora, así que, si no le ha tocado antes, puede que le toque ahora”. Los versos de mi amiga Laly González Castell: “Vamos abuelita/vamos a la feria/Compraremos churros/piñones y almendras/y turrón del duro/y también del blando/del de las abuelas”. Myrga, dietario por excelencia por los años de los años. “Yo quisiera haber nacido a orillas del Guadiana y de nombre me pusieran Eugenia la montijana”. Tiene tres y la bailaera, chacha.

 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.