Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Auxiliadora Correa Zamora
Última actualización 18:02
Lunes, 5 febrero 2018

490.300 razones para la esperanza

Hace unos días se han hecho públicos por parte del Instituto Nacional de Estadística los datos sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuatro trimestre de 2017. Abundan las cifras positivas que indican que España volvió a crear el año pasado en torno a medio millón de ocupados con unas cifras que no se conocían en el mercado laboral desde el inicio de la crisis en 2008. El paro ha experimentado un considerable descenso cifrado en 471.100 personas que se puede desglosar de la siguiente manera: el empleo indefinido ha subido en 357.900 personas y el temporal lo hace en 179.200 nuevos ocupados, por lo que la tasa de desempleo se sitúa en un 16,55% que representa un descenso notable en doce meses de 2,09 puntos.
En este punto hay que poner el acento en que se han encadenado 47 meses consecutivos con un aumento en la contratación indefinida, por lo que puede considerarse como uno de los periodos más largos de incremento en este tipo de contrataciones. En la actualidad tres de cada cuatro personas que trabajan en España lo hacen con un empleo indefinido.
El mayor crecimiento del empleo indefinido frente al temporal y también el aumento de los activos extranjeros son los dos fenómenos más noticiosos que la EPA presenta desde el inicio de la recuperación.

Mayores de 40 años y menores de 25 años
En España se incrementó el empleo ese trimestre entre grupos mayores de 40 años, alcanzando 34.900 ocupados más al tiempo que la tasa de paro juvenil bajó en 2017 en un 37,4%, incrementándose en 59.300 las nuevas personas activas. Para hacernos una idea de la magnitud de la crisis que se inició en España hace ya diez solamente hace falta un botón económico de muestra: se han creado más de dos millones de puestos de trabajo desde que se tocó fondo, y todavía faltan otros dos para regresar al nivel de 2007. Esa íntegra y ansiada recuperación podría llegar en 2021 siempre que se mantenga sostenido el actual ritmo de creación de empleo y factores como la crisis catalana no alteren el normal desarrollo de nuestra economía.

Crecimiento en todos los sectores
El empleo ha subido en todos los sectores: en servicios hay 289.700 ocupados más, en Industria 132.200 empleos adicionales , en construcción nuevos 64.300 empleos generados y en agricultura 4.000 más, lo que demuestra el empuje del sector terciario y la vuelta de la construcción al primer plano.
El sector privado es la locomotora que tira de la actividad ya que generó 401.600 empleos y un crecimiento del 2,6%, mientras que el sector público creó 88.600, con un avance del 2,6%.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.