Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Vegas Bajas
Última actualización 13:10
Jueves, 1 febrero 2018

UPA-UCE se opone al intento de Conesa de bajar los precios del tomate

Ignacio Huertas, de UPA-UCE Extremadura, ha puesto de manifiesto la oposición de la organización agraria al intento del Grupo Conesa, con sede en Villafranco del Guadiana, de "bajar" los precios del tomate, "aprovechándose de su "posición dominante" para imponer "condiciones leoninas" a los cultivadores extremeños, algo a lo que la organización se opone".

[Img #75216]

UPA-UCE ha recordado que el tomate es un cultivo fundamental para la región y ha criticado el planteamiento de la industria de reducir la superficie para esta campaña, entre el 10 y el 15 % menos que el ejercicio anterior, lo que supone entre 2.400 y 3.600 hectáreas.

En un comunicado, la organización ha denunciado que el Grupo Conesa ha "roto" el planteamiento de mantener los precios del año pasado, entre 70 y 75 euros por tonelada (que ya fueron reducidos en torno a 8 euros/tonelada con respecto al 2015), y está "intentado imponer a los tomateros una bajada adicional de 1 euro/tonelada.

Desde UPA-UCE Extremadura han manifestado su rotundo rechazo a este intento "unilateral de bajada de precios, totalmente injustificado y abusivo".

El secretario general de la organización, Ignacio Huertas, ha subrayado que con los precios del año pasado ya hubo "serios problemas de rentabilidad", que "no fueron a más y se pudo salvar la situación de muchas explotaciones debido al buen comportamiento de las variedades tardías y la climatología".

Pero con estos precios "ruinosos", ha precisado, cualquier bajada de producción podría generar pérdidas "muy importantes" en las explotaciones extremeñas.

Al mismo tiempo, ha defendido que "no hay motivos" que justifiquen una bajada, pues el valor de las exportaciones de tomate procesado español creció el 1 % la campaña anterior (440 millones de euros) sobre la media de los tres últimos años.

"Estamos viendo como la propia Conesa sube los precios a los tomateros andaluces mientras los baja en Extremadura, en lugar de valorar que aquí tenemos agua para el cultivo, mientras que en otras comunidades como Andalucía los agricultores se van a ver obligados a sembrar solo un tercio de la superficie de tomate por falta de agua", ha explicado Huertas.

Por todo ello, UPA-UCE ha pedido a las OPFH (Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas) que "se planten y rechacen esta imposición para evitar que los bajos precios lleven al desastre a nuestros agricultores extremeños".

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.