Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Unión de Consumidores de Extremadura
Última actualización 18:46
Miércoles, 27 diciembre 2017

PELIGRO: pirotecnia a mano · Unión de Consumidores de Extremadura

Quemaduras, mutilaciones, incendios, coches calcinados, tendederos, toldos en llamas, los servicios de emergencias en Navidad intensifican su trabajo por culpa del mal uso de los petardos.

 

Las navidades vuelve un año más con toda su artillería. Reencuentros, comidas, cenas, regalos, paz, amor… y sustos y accidentes, que acaban en los urgencias hospitalarias, también son un clásico de nuestra Navidad.

 

De hecho, según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Consumo a través de la Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio, el mes de diciembre es el segundo mes del año en el que más accidentes se producen en el hogar.

 

Los petardos forman parte de la banda sonora navideña, un mal uso de estos, ocasiona desde intoxicaciones a lesiones graves, así como daños en los bienes que en muchos casos son imposibles de reparar y que acaban con la perdida total de hogares o edificios emblemáticos.

 

Obligaciones para los vendedores.

Desde junio de 2013, esta en vigor la Directiva 2013/29/UE del Parlamento Europeo sobre la comercialización de artículos pirotécnicos en los estados miembros. En la misma se establecen obligaciones a cumplir por parte de los fabricantes, importadores, vendedores y administración, que son entre otras: Los fabricantes están obligados a incluir el marcado de la Comunidad Europea (CE) en los envases de cada uno de los petardos o productos pirotécnicos como garantía de seguridad. Además estarán clasificados por categorías para indicar si son de menos peligrosidad (categoría número 1) o de mayor (categoría 4). Los locales autorizados solo podrán vender las tres primeras categorías, ya que son artículos de baja o media peligrosidad que pueden ser utilizados por los consumidores en general, mientras que los de cuarta categoría son considerados de “alta peligrosidad “, y solo pueden ser manipulados por expertos y profesionales.

 

Los de la primera categoría son poco peligrosos y de ruido “insignificante” cuya edad mínima de adquisición es de 12 años; los de la segunda se autoriza su venta para los mayores de 16 años, son petardos un poco más potentes para tirar en zonas delimitadas, a una distancia de seguridad de ocho metros;  y los de la tercera son artículos que solo podrán venderse a los mayores de edad, estos deberán ser utilizados en una zona de gran superficie, a una distancia entre 8 y 15 metros.

 

Antes de comercializar un artículo pirotécnico, los distribuidores se asegurarán de que el artículo pirotécnico lleve el marcado CE, vaya acompañado de los documentos requeridos y de las instrucciones y la información relativa a la seguridad en una lengua comprensible para los consumidores del Estado miembro en el que se vaya a comercializar, y de que el fabricante y el importador hayan cumplido los requisitos establecidos en la normativa.

 

Venta on-line.

Como en cualquier otro sector, los  productos de pirotecnia también la podemos encontrar en Internet. En algunas páginas de las visitadas ni tan siquiera preguntan por la edad del comprador, en otras para autorizar la compra tienes que aceptar las condiciones de uso entre las que se incluye informar que el comprador es mayor de 18 años.

 

El principal problema de todos, es la falta de información de los artículos que están disponibles on-line, ya que no advierten de las precauciones sobre su uso, así como de la categoría donde se encuadra el producto.

 

Es tan peligroso está falta de información, que podemos pensar que lo que hemos comprado es un petardo inofensivo de categoría 1, ponerlo en manos de nuestro hijo, y tener un accidente ya que el petardo en cuestión era de categoría 3.

 

Obligaciones de los consumidores.

Los cohetes petardos son elementos pirotécnicos muy comunes en fiestas y verbenas populares de toda la geografía. Resultan muy sorprendentes y suelen encantar a niños y jóvenes, pero siempre es necesario tomar ciertas precauciones para su uso y lanzamiento, ya que de lo contrario pueden resultar muy peligrosos. De hecho, muchos de los accidentes que se producen, están relacionados con una mala manipulación o imprudencia por parte de los usuarios, por ello es imprescindible ser prudentes y no poner en juego nuestra seguridad ni la de los demás.

 

Siempre deberemos encender los fuegos artificiales en una zona en la que no haya riesgo de dañar a nadie, ni que nada prenda fuego. Asimismo, será indispensable que los niños/as sean supervisados por un adulto y manipulen los productos pirotécnicos de forma adecuada. Para poder disfrutar de ellos sin correr ningún riesgo.

 

Recordar que los menores de 12 años, no deberían manipular ningún tipo de artículos pirotécnicos.

 

Otra recomendación a llevar a cabo es, evitar comprar artículos de pirotecnia en tiendas poco fiables, ya que no suelen contar con personal cualificado que explique su uso y las medidas de seguridad necesarias. Tampoco, y aunque a priori parezca seguro, conviene transportar estos artículos en los bolsillos: el roce y el calor que causa pueden hacerlos explotar.

 


Recomendaciones para un uso adecuado:

1. No guardes nunca material pirotécnico en los bolsillos ni en la ropa. Puede producir graves quemaduras.

2. No se deben almacenar petardos en casa. Tampoco junto a productos químicos, inflamables o sustancias peligrosas.

3. No manipular los petardos ni extraer su contenido. Es conveniente no sacar los artificios de sus envoltorios hasta el momento de utilizarlos.

4. Enciende siempre los artificios pirotécnicos en el suelo y de espaldas al viento. Mejor con una mecha en lugar de una llama directa y sin sujetar el petardo con las manos. Además, hay que mantenerlos alejados de la cara y las manos.

5. No enciendas los petardos cerca de otros, ni dentro de botes, latas o botellas. Nunca los pises con el pie.

6. En la calle, no molestes a los demás. Procura utilizarlos en espacios abiertos y autorizados lejos de aglomeraciones y en zonas sin riesgo de incendio.

7. Si algún artículo no explosiona, no intentes volver a encenderlo ni lo toques hasta pasados 30 minutos. Después, inutilízalo dejándolo en remojo.

8. Nunca lances ningún artificio contra personas o animales.

9. Los cohetes voladores nunca deben dispararse con la mano. Deben lanzarse con un soporte adecuado colocándolos en vertical y nunca en recintos cerrados, con peligro de incendio o si hay fuerte viento. No se deberán utilizar si el timón o caña está roto o dañado.

10. Los truenos de las tracas nunca deben separarse ni encenderse de forma independiente, ya que llevan una mecha de ignición rápida.

11. Guarda siempre una distancia prudente de seguridad cuando enciendas un artificio pirotécnico. Ten en cuenta también las indicaciones de la Policía y Protección Civil. Ellos velan por tu seguridad.

12. En caso de quemaduras lava con agua fría la superficie afectada. Si es grave, acude al centro sanitario más cercano o solicita ayuda a los servicios de emergencia.


CATEGORÍAS DE ARTÍCULOS DE PIROTÉCNIA

Categoría F1: artificios de pirotecnia de muy baja peligrosidad y nivel sonoro insignificante destinados a ser utilizados en zonas delimitadas, incluidos los artificios de pirotecnia destinados a ser utilizados dentro de edificios residenciales. Prohibida su venta para menores de 12 años.

Categoría F2: artificios de pirotecnia de baja peligrosidad y bajo nivel sonoro destinados a ser utilizados al aire libre en zonas delimitadas. Prohibida su venta para menores de 16 años.

Categoría F3: artificios de pirotecnia de peligrosidad media destinados a ser utilizados al aire libre en zonas de gran superficie y cuyo nivel sonoro no sea perjudicial para la salud humana. Prohibida su venta para menores de 18 años.

Categoría F4: artificios de pirotecnia de alta peligrosidad destinados a ser utilizados exclusivamente por expertos, también denominados «artificios de pirotecnia para uso profesional», y cuyo nivel sonoro no sea perjudicial para la salud humana. Solo autorizados y profesionales.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.