Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Auxiliadora Correa
Última actualización 14:30
Martes, 7 noviembre 2017

Empleo e internacionalización

Entre los datos conocidos de la Encuesta de Población Activa para el tercer trimestre de 2017 sobresale el referido al número de ocupados que aumenta en 235.900 personas, llegando a situarse en un total de 19.049.200 personas trabajando en la actualidad.
Con estas cifras encima de la mesa, la tasa de paro baja casi un punto situándose en el 16,38% , hasta niveles de 2008, y lo más relevante es que en los últimos 12 meses se han contabilizado 521.700 empleados más.
El empleo generado viene impulsado en gran medida por parte del sector servicios destacando tanto el subsector de la industria como el de la construcción.

 

Internacionalización


Pero sin duda uno de los factores que más ha contribuido a la buena salud de la economía española es el creciente peso de la internacionalización de nuestras empresas cuyos pujantes pasos en el exterior son imprescindibles en la consolidación del crecimiento económico que en los últimos meses viene dando pruebas de su solidez y robustez.
La economía española sigue creciendo a ritmos superiores a los de nuestro entorno europeo, con niveles superiores en los últimos años al 3%, casi el doble que la media de la UE, con todos los organismos nacionales e internacionales poniendo el acento en nuestra fortaleza a la vez que nos definen como la locomotora de las economías avanzadas. La economía española va por el buen camino y para no desviarnos de este camino es imperativo seguir por la línea de política económica iniciada y que nos ha permitido corregir los desequilibrios al tiempo que mejorar la competitividad de la economía logrado algo que hasta hace unos años parecía una quimera: un país competitivo con empresas que compiten en el mundo y que consiguen vender con éxito sus productos y servicios en los mercados internacionales.
Para seguir en esta línea ascendente se requiere implantar una estrategia de Estado, a medio y largo plazo, para asegurar que la contribución positiva del sector exterior al crecimiento se convierta en un fenómeno estructural y se traduzca en la creación de empleo.
A lo largo de los últimos años hemos asistido a un salto cualitativo y cuantitativo que ningún país de nuestro entorno ha podido igualar: España exporta hoy más del 33% de su PIB y esta evolución es una evolución espectacular e incomparable a la de cualquier otro país de nuestro entorno.
Hoy somos un país con una economía moderna, con un crecimiento sostenido y muy sólido en sectores dinámicos. Crecemos como ninguna otra economía de nuestro entorno, generando empleo y eliminando desigualdades, y el futuro pasa por proseguir por esta vía para afianzar el desarrollo.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.