Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Francisco Flecha
Última actualización 14:29
Martes, 7 noviembre 2017

Ganadero de la cabeza a los pies

Ha fallecido Vitorino Martín y no hay aficionado, compañero o periodista taurino que haya hablado mal de él, porque su trato siempre fue exquisito, respetuoso y sincero.
Fue un hombre dedicado de lleno a la ganadería brava, se caracterizaba por su elocuencia, su voz serrana y su sonrisa transparente, pero sobre todo por su mirada expresiva y directa; el optimismo siempre fue su razón de ser, en momentos difíciles de su vida familiar y profesional, que él comentaba que siempre los hubo, siempre fue el mismo.
Su finca de Cáceres ha pasado a ser lugar de culto por su sabiduría en la crianza y con su hijo, otro veterano con mucho saber, han elevado la fiesta de los toros al máximo nivel. Sus toros han pisado las plazas más importantes, Madrid, Bilbao, Sevilla, Zaragoza, un largo recorrido por ese camino tan difícil de la fiesta brava y campera.
El periodista Manolo Molés, dice que como ser humano era irrepetible que revolucionó la fiesta; Luis Reina, maestro de la Escuela Taurina de Badajoz, dice que creó un toro diferente dando personalidad a su ganadería.
Vitorino Martín es el único ganadero que cuenta con un azulejo en la Puerta Grande de Las Ventas de Madrid, en el que se lee: “ Vitorino Martín, ganadero infatigable y ejemplar, defensor de una tauromaquia íntegra”; fue también el primero en atravesar la puerta de la Gloria de Las Ventas, cuenta con 17 toros premiados con la vuelta al ruedo madrileño, también recibió la Medalla de Oro de las Bellas Artes y en 2016 recibió el Premio Nacional de Cultura, en la categoría de tauromaquia.
Con él se marcha el único ejemplo de una casta de ganaderos legendarios, el toro era para él emoción y bravura, las mismas características de los toros que él crio y a los que en el fondo tanto quería
El ayuntamiento de Galapagar decreto un día de luto oficial por el fallecimiento de su “Hijo Predilecto”, ondeando las banderas del ayuntamiento a media asta, como homenaje a un vecino tan reconocido y respetado.
Sus éxitos fueron cayendo a diario, ya que los mejores toreros querían torear sus reses y llegaron los indultos, Ortega Cano indultó a uno de sus toros, ”Velador”, el éxito de ambos fue apoteósico, el diestro se consagró como figura y el toro, como el primer vitorino que se indultó en Las Ventas, desde entonces, otros once vitorinos han sido perdonados y retornados a la dehesa extremeña para perpetuar su estirpe, entre ellos “Cobradiesmo”, que con su indulto en la Maestranza de Sevilla en el 2016, convirtió a Vitorino en el único ganadero cuyos toros han salido con vida en Madrid y Sevilla, sin embargo no todo fue un camino de rosas, en la carrera ascendente de Victorino Martín también ha habido baches, como cuando en los años 80 fue acusado de que afeitaba a sus astados y que le obligó a torear solamente en plazas francesas.

 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.