Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Última actualización 18:48
Jueves, 3 agosto 2017

España lidera las economías desarrolladas

Hace tan solo cinco años, en julio y agosto de 2012, todos los días se hablaba de un monotema que acaparaba las conversaciones: la prima de riesgo.  Por entonces, se decía que España no podía aguantar más porque este indicador económico estaba disparado e iban a venir a intervenirnos; se hablaba de que iban a quitar las pensiones y a subirnos  los impuestos.

 


Sin embargo, en estos días hemos conocido la noticia de que la prima de riesgo está por debajo de los 100 puntos al mismo tiempo que los previsiones de crecimiento son inmejorables: España lidera el crecimiento de las economías desarrolladas y crecerá por encima de las previsiones iniciales creando como mínimo medio millón de empleos.

 


Según el Fondo Monetario Internacional, nuestro país crecerá hasta el 3,1% en 2017 y el 2,4% en 2018 en un escenario en el que la recuperación del crecimiento global se mantiene con paso firme. No hay dudas acerca de que la economía mundial está ganando ímpetu y los indicadores apuntan en la dirección del afianzamiento ininterrumpido de la actividad mundial.

 

 

Recuperación fuerte con crecimiento equilibrado


La recuperación económica de España sigue siendo fuerte, con el consumo, la inversión y las exportaciones netas contribuyendo a un patrón de crecimiento más equilibrado. En términos de empleo,  España seguirá creando empleo a un ritmo cercano a los 500.000 puestos al año. Como consecuencia, la tasa de paro será ligeramente superior al 17% al cierre de este año, y descenderá al 15,4% en 2018.

 


En el caso concreto de nuestro país, la estabilidad institucional es una piedra angular de  esa recuperación y una garantía para continuar en la senda de crecimiento. No debemos olvidar de dónde venimos económicamente hablando para continuar apostando por las reformas que han posibilitado el crecimiento de estos últimos años.

 


En pos des esa requerida estabilidad, hay que hacer un frente común ante el desafío independentista que ha puesto encima de la mesa el Gobierno de la Generalitat  de Cataluña  que pone en jaque la soberanía nacional y cuyos impulsores quieren una voladura de la Constitución. Pero estoy segura de que la democracia española va a saber responder a ese desafío desde la legalidad, desde la tranquilidad, desde la moderación pero, también, desde las más absoluta de las firmezas.

 


Salvado ese desafío rupturista, el objetivo será seguir trabajando como hasta ahora para ofrecer propuestas e iniciativas en todas las instituciones públicas con la vista puesta en tres propósitos esenciales:  rebajar los impuestos, crear empleo y garantizar los servicios públicos.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.