Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Vegas Bajas
Lunes, 3 julio 2017

Con orgullo

Marc tiene 19 años. Es de Guadiana. Le gusta el arte. Acaba de hacer la EBAU, siglas con que se conoce actualmente a la prueba de acceso a la Universidad. Su idea ahora, es hacer ​la prueba de acceso para estudiar el Módulo Superior de Mosaicos, en Mérida.

[Img #72128]

Pau, de 15 años, vive en Torremayor. Aún está estudiando la ESO, pero su sueño es estudiar Arte Dramático. Es su vocación.

Los dos son como cualquier chico de su edad. Tienen las mismas inquietudes, las mismas aspiraciones... les diferencia una cosa: han tenido que pasar por una situación que les ha hecho madurar de manera diferente al resto de sus amigos. Pau y Marc son dos personas transexuales, realidad bastante desconocido aún entre la población y que a veces genera controversia.

Ellos, como muchos chicos en su misma situación, nacieron con un sexo asignado al nacer que se correspondía con su genitalidad, pero no con su identidad sexual.

Coincidiendo con la celebración el 28 de junio del Día Internacional del Orgullo LGTB, desde Crónicas de un Pueblo nos planteamos conocer en primera persona, desde nuestra propia comarca, un poco más sobre la transexualidad, un concepto ampliamente desconocido e incomprendido en nuestra sociedad cuya lucha es cada vez más visible para que la gente comprenda esta realidad.

Se define transexualidad como “diferencia entre el sexo asignado a la persona por otros al nacer, en atención a la combinación estadísticamente más frecuente entre identidad y anatomía genital,  y la identidad sexual o de género que la persona siente y manifiesta” .

Y así lo manifestaron nuestros protagonistas.

La muerte del abuelo de Marc le llevó a replantearse su vida, a pensar si quería que le recordasen como alguien que no era, sino por el papel que le habían asignado al nacer. “No tardé mucho en comentarlo en casa, y el miedo no me permitió hacerlo como me hubiera gustado, pero de una manera u otra lo dije. La primera semana fue rara, diferente, no porque no me aceptaran, supongo que en casa sentían miedo por el desconocimiento sobre la transexualidad.”

En el caso de Pau también había un miedo que evitaba contar abiertamente su realidad. Medió a la hora de contarlo a su padre un psicólogo al que el joven acudía debido a que su rendimiento académico no era el deseado: “Pau es  una persona transexual, pero no se atreve a decírtelo porque teme que en casa no le aceptéis”. Así, tras el shock inicial de la presentación de quien realmente era su hijo, no su hija, Juan Fernando, padre de Pau comprende todos los “problemas” que se daban en su hijo y que no eran más que manifestaciones de la identidad de Pau.

Tras ese golpe de realidad y después de entender realmente en qué consistía la situación vivida por su hijo, Juan Fernando, Pau y Marc deciden que deben ayudar, que deben poner su granito de arena, en forma de testimonio y dando charlas para que se conozca la transexualidad y evitar así situaciones de acoso y de rechazo que sufre generalmente este colectivo.

 

¿Hace falta más información sobre la transexualidad? ¿Y sobre la transexualidad infantil?

JF: Desde que imparto charlas a través de  Chrysallis Extremadura constato que hay un desconocimiento atroz sobre esta realidad que genera, como todo lo desconocido, prejuicios y temor. Queremos ser la primera generación de padres y madres que vean a sus hijos desarrollarse plenamente y que no tengan que sufrir por tener una identidad de género que no se corresponde con lo que la sociedad espera de ellos.  De esta manera unas 570 familias de menores transexuales en toda España estamos asociados ya que nos une el amor y el deseo de que nuestros hijos e hijas sean libres y no tengan que sufrir por su identidad de género.

M:  La verdad es que me alegro de que cada vez, el paso se de desde más pequeños, siempre les va a venir bien. Empezar el proceso con apenas cinco años, es algo complicado, pero creo que también beneficioso. En mi opinión, deberíamos estar informados bastante más de lo que estamos. Hay algunas familias que encontrándose en estos casos no saben que hacer, ni como reaccionar. Cuando hablamos de chic@s adolescentes, las cosas son diferentes, ellos ya saben algo, aunque esa misma información vengan de vídeos de consejo.

 

¿Se dan más casos de transfobia que de homofobia?

JF: Estadísticamente son una población que sufre más directamente el acoso, así como la conducta suicida. Según datos de Chrysallis, aproximadamente una de cada 1000 personas vive esta condición. La tasa de suicidios entre la población adulta transexual a quien no se le reconoció su identidad en edad infantil es de un 43% frente a un 1’2% del índice general (de aquí la importancia de la atención temprana).

P: Las últimas siglas del movimiento LGTBI son tremendamente desconocidas, hay mucha más información sobre homosexualidad y siempre se teme lo que se desconoce.

M: Lo poco que hemos escuchado han sido hechos de maltrato, acaso o simplemente muertes, sobre algun@ transexual que estaba siendo acosado por la sociedad de su región o de su país. Sin información la gente no puede llegar a comprender, y sin comprensión jamás pensarán que somos iguales a ellos, con nuestras luchas internas, pero iguales.

 

Hay quien argumenta que la transexualidad es una enfermedad. ¿Cómo se combate este argumento?

M: El vocablo transexual, se manifiesta por una identificación intensa y persistente con el otro sexo, con un sentimiento inadecuado en el cual se identifica con el sexo opuesto a su sexo biológico. Me comparan el anhelo de un cuerpo acorde a la personalidad de dicha persona, con lo que es por definición una alteración, leve o grave, del funcionamiento normal del organismo o de algunas de sus partes. Aquellas personas que hablan de la transexualidad como una enfermedad, no tienen ninguna idea de la vida de esas personas. Piensas que por ser “diferente” tenemos que tener algo malo, cuando en realidad, vivir esa experiencia en tu vida te hace cambiar.

JF: Si observamos la naturaleza con detenimiento podemos percatarnos de que hay especies que cambian su sexo en función de la necesidad del grupo, las doradas y el pez payaso por ejemplo. También hay hermafroditas, como los caracoles. Pensar de forma binaria en el sexo es un reduccionismo fruto de nuestra cultura. La transexualidad ha existido en todos los tiempos y en todas las culturas, dese la Grecia antigua, diosa Castalia, pasando por Roma, las Galae, así como los indios navajo han contemplado esta realidad... Considerar la transexualidad una enfermedad es mirar con las anteojeras de la moral, nada más antinatural. Hay estudios que apuntan como causa los diferentes niveles de hormonación cerebral y genital, de hecho hay regiones cerebrales, el tálamo, que concuerda su tamaño con el sexo sentido de las personas transexuales. Podríamos decir que hay una incongruencia entre la hormonación cerebral y la genital durante el embarazo.

 

¿Cómo ven su futuro Marc y Pau?

M: Veo en mí, un futuro feliz, una vida que siempre quise, una vida llena de alegrías y de emociones. Me veo estudiando Bellas Artes, poder sacarme su máster y su doctorado y poder trabajar de ello. Viviendo fuera de España, no sé si casado y con hijos, aunque me encantaría. No sé, una vida que cualquier persona querría, pero con llegar a mis metas personales en esta gran lucha, seré feliz.

P: El futuro es exactamente igual que el de una persona cisexual, aquel que corresponden sus genitales con su identidad sexual, siempre que todos aportemos nuestro granito de arena y contribuyamos a la integración y no a la exclusión. Si en algo todos somos iguales es en que todos somos diferentes y nunca debe ser utilizada como una arma de exclusión.

 

Hoy en día, después de haberlo contado, de llevar la vida que quieren, con su identidad, Marc y Pau se muestran felices. Felices de poder ser quienes son y de ser tratados como tal.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.