Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Última actualización 11:23
Viernes, 7 julio 2017

Nadal

Felicitar a Nadal por la consecución de su décimo Roland Garros sería lo más sencillo y es lo que en líneas generales la mayor parte de la prensa española ha hecho, dejando a un lado otras razones que tienen más importancia y lo hacen más humano y persona a la que admirar. La mayor parte de personas que triunfan en la vida, suelen abandonar a los amigos de su infancia y si han tenido pareja, esta pasa a mejor vida y es pronto sustituida por otra más conocida. En el caso de Nadal, Xisca, compañera en el colegio de su hermana, es quien ocupa ese apartado d.

 


La mayor parte de los jugadores de élite españoles cuando han hecho dinero, han preferido olvidarse de España y han fijado o tuvieron su residencia fiscal donde las garras de hacienda no pudiera reclamarles. Es el caso de motoristas como Pedrosa o Lorenzo, pilotos como Alonso o Carlos Sáinz e incluso compañeros tenistas como los Sánchez Vicario o su actual entrenador Carlos Moyá, que tuvieron en su momento sus más y sus menos con el fisco español. En el caso de Nadal, siempre ha tributado en España lo que marca su carácter solidario.

 


Una de las cuestiones que más le acerca al común de los mortales es el de reconocer sus pérdidas en el juego como producto de la normalidad. Oyes a otros deportistas en sus declaraciones tras perder y nunca la culpa ha sido suya, siempre son cuestiones externas. En el caso de Nadal (posiblemente por la educación inculcada por su tío y entrenador) es fácil no poner paños calientes y concluir que ha perdido simplemente porque su rival fue mejor, y punto.

 


Otra cuestión baladí pero que dice mucho de la personalidad de este jugador es que aun habiendo jugado su tío Miguel Ángel en el Barcelona y siendo de una región en la que lo sencillo es ser del Barcelona, el lleva a gala ser aficionado del Real Madrid e incluso ha hecho alguna declaración de que le gustaría ser algún día presidente del club.

 


La separación que tuvieron sus padres y que tanto le afectó según sus propias palabras supo llevarla con la máxima normalidad y una vez pasado el trance, comentó lo mal que lo había pasado y lo que le había alegrado en su salud emocional que hubiera habido una segunda oportunidad entre sus padres.
Las acusaciones de dopaje que sufrió por parte de la prensa francesa y que se extendieron a la política con una exministra que, por cierto, tendrá que responder ante la justicia, lo ha llevado con la normalidad de quien sabe que no ha hecho nada ilegal y sin necesidad de ponerse a la altura de quienes lo criticaban.
Todo esto es lo que hace admirable a Rafael Nadal. Haber ganado 10 Roland Garros y ser uno de los grandes tenistas de todos los tiempos, eso apenas merece la pena y lo puede hacer cualquiera. lucas.miura@gmail.com

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.