Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Olivenza
Última actualización 13:42
Lunes, 8 mayo 2017

La Guardia Civil investigó los supuestos delitos de maltrato de animal y falsedad documental relacionados con el envio de canes a Hungría

Marcar como favorita

En el marco de la Operación BEAGLE, el pasado mes de febrero, se constató la salida de una veintena de ejemplares caninos de la perrera de Olivenza (Badajoz) con dirección a Hungría.
Al proceder a la identificación de los ocupantes de la furgoneta y revisión del transporte de los perros, los Agentes del Equipo del SEPRONA de la Guardia Civil de Badajoz, observaron malas condiciones de los animales y la carencia del necesario documento “TRACES” que amparase este movimiento intracomunitario, desde nuestro país a Hungría.

[Img #70259]


La existencia de perros con extremada delgadez y con heridas abiertas en diferentes partes corporales, evidenció que los cánidos no recibieron los oportunos tratamientos médicos durante su estancia en la perrera de Olivenza (Badajoz). Además, sólo quince de los animales estaban acompañados de pasaporte de animales de compañía, observando en estos documentos deficiencias significativas sobre su legal expedición. De hecho, algunos de los animales no permanecieron en las instalaciones el tiempo estipulado de cuarentena, veinte días.


El cúmulo de irregularidades, promovió el comiso de los 21 perros, siendo depositados a disposición de la Autoridad judicial competente, ante la instrucción de diligencias por la presunta comisión de delitos de maltrato de animales domésticos y falsedad documental.


El informe clínico emitido por el Veterinario avaló que las lesiones de los perros, no se han tratado en mucho tiempo, mientras que el examen de los pasaportes arroja una evidente expedición irregular. Los indicios provocan exigir la debida responsabilidad de la arrendataria del establecimiento y de la persona que redactó los documentos en cuestión, siendo inculpadas en los hechos por su presunta participación en ellos. En fecha posterior, fue también investigada la persona promotora de la salida de los canes del citado local.


Con la toma de declaraciones a los ciudadanos húngaros, miembros de la protectora animalista “SZENT FERENC”, se obtiene valiosa información, y se constata la inexistencia de responsabilidad penal por parte de éstos. En fechas recientes, se devolvieron 9 de los 21 ejemplares caninos inicialmente decomisados a la ciudadana húngara titular de los Pasaportes también intervenidos, tras la recuperación experimentada por estos animales y de la obtención del correspondiente documento TRACES que permite su traslado a Hungría, expedido por veterinario oficial. Estos 9 perros nunca fueron tutelados en acogida por ningún particular, permaneciendo siempre en el mismo lugar de depósito hasta su entrega.
Respecto al resto de perros decomisados, en acogida por voluntarios, es de hacer constar que aún permanecen en esta situación, a disposición del Juzgado de Instrucción de Olivenza (Badajoz), que incoa Diligencias Previas.

 

La Guardia Civil informa que el comercio de canes en régimen intracomunitario, es legal, siempre que cumpla con los requisitos documentales y de bienestar animal, recogidos en la normativa. No obstante, es necesario reflejar que se continúan gestiones tendentes a conseguir el total esclarecimiento de estos hechos, y otros similares, donde se investigan envíos de mascotas, tanto con destino a otros países, como los que se reciben en España procedentes de éstos.
Para más información pueden dirigirse a la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Badajoz en el teléfono 924 20 57 50 Ext. 219.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.