Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Pedro Gutiérrez Domínguez
Última actualización 14:01
Jueves, 4 mayo 2017

Música y Mozart

Celebrado el día del libro, muchos admiramos la genialidad de los grandes autores: Cervantes, Shakespeare, Toltói... pero a la hora dar explicaciones, no sabemos concretar mucho. Es el caso de Mozart. Sin saber por qué su música nos transporta a un lugar de inocencia dentro de nosotros en el que se multiplica la capacidad de asombro y de gozo.
Nadie como él sabe llenar cada momento de significado, sin sobrecargar los sentidos, siendo su música un refugio ante las penas y las cargas de la vida. Desde los 3 años Mozart recibió tal respeto que llevó a que la gente sintiera que estaba “tocado por la mano de Dios”, y a los 30 años ya poseía la suficiente sensatez y maestría como para saber lo que era realmente importante y ser capaz de comunicarlo mediante la música.
Para mí, su humanidad era su aspecto más destacable, como nos demuestra en sus óperas, admitiendo y perdonando la debilidad humana: pasión, intensidad, humor, dolor, profundidad, audacia...forman parte de la obra de Mozart, expresado todo ello con menos notas y menos esfuerzo que cualquier otro compositor. Una música que despeja la mente, nos devuelve el equilibrio y nos proporciona una imagen de belleza, todo esto esencial cuando tenemos que enfrentarnos a algún problema.
Con música como las de Mozart en nuestras vidas, tenemos un amigo en el que confiar, cuya capacidad para dar esta tan cerca del infinito como todo en este mundo. Un día nos daremos cuenta de que todo lo que realmente estábamos haciendo mientras creábamos un hogar, una familia, establecíamos amistades, y encontrábamos un trabajo que tuviese sentido para nosotros... era cultivar un jardín interior, un lugar en el que nos comunicamos con aquello que más amamos y que tiene una naturaleza eterna en el alma.
La audición recomendada para la lectura de esta tribuna y en relación a la misma:
-Concierto para piano n.º 26 en re mayor, K. 537, fue estrenado  el 24 de febrero de 1788. Es popularmente conocido como el Concierto de la Coronación.
-Pequeña Serenata Nocturna, de 1787 escrita para cuarteto de cuerda (violín, viola, violonchelo y contrabajo).
-Ave verum corpus, compuesta para coro, cuerdas y órgano, que acabó de componer justo unos meses antes de morir, en 1791.
-La película “Amadeus”, estrenada en 1984, narra la vida de Mozart desde el punto de vista de su mayor enemigo, Salieri.
Gracias a todos los genios del arte que son capaces de tocarnos en lo más profundo de nosotros, sacando lo mejor de cada uno, invitándonos a disfrutar de cada momento como algo único en una búsqueda constante del mayor tesoro: SER FELIZ.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.