Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Bartolomé Quero de Sevilla
Última actualización 14:33
Martes, 4 abril 2017

Más de la cláusula suelo

En el número anterior les hablaba de la posibilidad de reclamar las cantidades indebidamente abonadas por el tipo de interés mínimo (popularmente llamado  cláusula suelo). Ha habido muchos casos en los que al salir la Sentencia del Tribunal Supremo que traía como consecuencia  la devolución de esas cantidades desde el 2013, muchos Bancos y Cajas se apresuraron a  avisar a sus clientes para llegar a un acuerdo con ellos, y muchos de ellos firmaron un documento  por el que llegaron a cobrar alguna cantidad y por el que se les reducía el tipo de interés de esa cláusula suelo.
Los consumidores,  firmaron encantados, pero a la vez que firmaban  esto, les hacían firmar la renuncia a reclamar las cantidades que les habían cobrado por esa cláusula  con anterioridad al 2013.
La firma de ese documento, acarrea ahora, según las últimas sentencias de los Tribunales, dos consecuencias; la primera,  es que la Audiencia Provincial de Badajoz en una reciente Sentencia de Enero de este año, ha considerado nulo ese documento en la parte en la que se renuncia a reclamar las cantidades pagadas por la cláusula suelo, antes del 2013, lo que significa que, aunque tengamos ese documento firmado, renunciando a esa reclamación, podemos hacerla ahora, pues esa renuncia que el Banco te hacía firmar, amparándose en la Sentencia del Supremo, ha sido declarada nula, lo que significa que hay que considerar que no está en el documento. Sin embargo, la firma de ese documento, trae otra consecuencia , en este caso, mala para el consumidor, porque también hace muy pocas fechas, el Tribunal Supremo, en otra Sentencia, ha considerado que, los que han firmado ese documento, en el que acordaban con el Banco la reducción  del tipo de interés mínimo ya no pueden reclamar las cantidades pagadas por esa cláusula suelo desde la firma del documento en adelante. La razón dada por el Supremo en este caso, es que al haberse pactado en un documento específico para ello, en el que además te hacían escribir de tu puño y letra que conocías lo que suponía y que quedabas enterado o  enterada de la reducción que estabas acordando con el Banco, ya no puedes decir que se trata de una cláusula oscura , o que el Banco no te explicó suficientemente lo que ibas a firmar, por lo que ya no puedes reclamar aunque sigas teniendo la clausula suelo en tu préstamo hipotecario. No obstante, como ya vemos que los Jueces cambian de opinión de un día para otro, y que en idénticos casos encontramos Sentencias Contradictorias, yo recomiendo que en la reclamación previa que se haga al Banco, se reclamen también las cantidades  pagadas después de la firma de ese documento, por si antes de la más que posible  reclamación judicial que tendremos que hacer, sale otra Sentencia que diga lo contrario. Saludos

 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.