Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Francisco Bautista Gutiérrez
Última actualización 10:54
Viernes, 17 marzo 2017

Conflictos · Francisco Bautista Gutiérrez

S. Huntington decía en uno de sus libros “El choque de civilizaciones”, hace ya unos años, que los conflictos futuros se originarían por confrontamientos entre civilizaciones y es posible que en muchos de estos choques hayan sido por esta causa, sin embargo aquellos problemas internos se originaran en gran medida por las expectativas frustradas de la clase media.

 

Y no es una conclusión de ahora, Platón en “La República” hace ya bastantes años, lo dejaba caer aunque inmediatamente daba pautas para que no sucediera pasando por organizarnos y convivir en armonía, dándole a cada uno su importancia, solo que poca gente hace caso a las palabras tan alejadas del tiempo en el que vivimos, acostumbrados a la palabrería que los mediocres dicen continuamente.

 

Es necesario que aprendamos la importancia que siempre ha tenido la clase media para saber lo que está sucediendo, este colectivo que ve como empeora su nivel de vida en los países en los que siempre han sido considerados el motor del cambio a la vez que en aquellos emergentes en los que no eran considerados mejoran sustancialmente.

 

Tenemos que volver a estudiar a los que nos han  enseñado lo que somos, no podemos olvidar que parte de lo que debe ser la política, se lo debemos a autores como Locke y que en Kant encontramos algo que estamos perdiendo, que nuestros políticos no acaban de comprender como es la forma en la que debemos de tratar a los demás, asi se darían cuenta que las clases medias tienen que seguir siendo el motor que alimente la sociedad, son los que mas consumen, ellos y no los otros, unos porque no pueden y otros porque no quieren.

 

No nos acercamos a un país como el creado por Tomas Moro, sino mas bien a lo preconizado por un sucesor suyo que no paraba de decir que la degradación de la sociedad viene por la falta de un interés por todo, cuando no ese todo está creado ni ha de ser una monotonía, hay que despertar a esa clase media, hacerlo con fuerza, con afirmaciones violentas si es preciso, exagerando si es necesario, repitiendo el mensaje y haciéndoles comprender que no son una amenaza, que son la esperanza, con mensajes claros, sin necesidad de ser buenos oradores, no hace falta para comunicar que son el engranaje principal y que no tienen que mostrar su descontento escogiendo a aquellos líderes a los que no han votado nunca, que su pérdida de valor en la sociedad es algo efímero.

 

Si no lo admiten, sucederá que surgirán nuevos protagonistas, quizás más preparados en redes sociales, en tecnología aplicada a la comunicación, en oratoria, pero de ninguna manera lo suficiente preparados para gobernar un barco que sin rumbo fijo pueda encallar en cualquier pedrusco.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.