Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
La Garrovilla
Última actualización 12:52
Viernes, 10 marzo 2017

La Guardia Civil desarticula una banda de falsos operarios de empresas de agua, gas y electricidad, dedicados al robo en domicilios de personas mayores

Marcar como favorita

La Guardia Civil dentro de la Operación “EMPUJON”, detuvo a cuatro vecinos de Badajoz que se hacían pasar por operarios de empresas de agua, gas y electricidad. Mediante engaño se adentrarban en las viviendas y sustraían el dinero y las joyas del interior de los inmuebles, no dudando en emplear en alguno de los casos la violencia para cometer los robos.

 

 

[Img #68492]La Guardia Civil investigaba desde el pasado mes de diciembre, el robo cometido en el interior de un domicilio de la localidad pacense de La Garrovilla, donde un joven se hizo pasar por operario de una empresa de suministro de agua, reclamando a la propietaria del inmueble, una mujer nonagenaria, una deuda de 45 euros. Cuando esta señora se adentró en su vivienda para coger el dinero y pagar la presunta deuda, el joven la siguió, tiró al suelo y se apoderó de unos 600 euros y las joyas que tenia la victima.

 

Tras varios meses de investigación, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mérida, pudo averiguar y comprobar la presunta implicación en el hecho de cuatro vecinos de Badajoz, con antecedentes penales, quienes integraban una banda dedicada a perpetrar esta clase de hechos delictivos por toda la península.

 

Los integrantes de la banda, siempre empleaban el mismo modus operandi. Se hacían pasar por operarios, empleados o revisores de empresas de suministro de agua, gas o electricidad. Tras elegir minuciosamente los domicilios de personas de avanzada edad y mediante engaños o excusas, como que tenían alguna deuda pendiente con la empresa a la que pertenecían, la existencia de averías o de alguna revisión periódica, conseguían que les dejaran entrar en el inmueble. Una vez dentro, las entretenían para sustraerles el dinero en efectivo y las joyas que pudieran encontrar, no dudando en ocasiones en empujar y agredir a las victimas para culminar la acción, como el hecho que llevaron a cabo en la localidad pacense de La Garrovilla.

 

Con los dispositivos de servicio, identificación y localización en esta capital pacense, se detuvo a los cuatro integrantes de la banda. Tras las detenciones y realizadas gestiones con otras Comandancias de la Guardia Civil, se obtuvieron pruebas incriminatorias para implicar y esclarecer un total de siete robos similares perpetrados por los ahora detenidos, desde el pasado mes de diciembre, en La Garrovilla (Badajoz), Logrosán (Cáceres), Cabezón de Pisuerga (Valladolid) y en las localidades de El Perdigón, Casaseca de Campeán, Moraleja del Vino y Villardeciervos de (Zamora).

 

Se prosiguen las gestiones y no se descartan la implicación de los ahora detenidos en otros hechos delictivos.

 

Las diligencias junto con las detenciones, son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Badajoz.

 

La Guardia Civil dentro de las charlas que imparte a nuestros mayores dentro del Plan Mayor de Seguridad, aconseja ante esta clase de hechos delictivos.

 

_ Si se encuentra con personas en la puerta de su domicilio, que

dicen ser operarios de gas, agua o electricidad, y tiene duda o sospecha de ellos, utilice la mirilla de la puerta, no les abra y sobre ningún concepto los deje entrar en la vivienda.

_ Exija siempre que estas personas se acrediten y mantenga la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios de las empresas deben disponer de una identificación de la empresa autorizada.

_ Si lo expuesto, sigue teniendo dudas, llame personalmente a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números facilitados por los operarios presentes.

_ En los casos de revisiones, como por ejemplo el de gas butano, la revisión es cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en la instalación. Generalmente la compañía con la que tiene contratado el suministro le llamara con antelación facilitándole el nombre o número de operario que acudirá a su domicilio.

_ No enseñe facturas o recibos y sobre todo no facilite números de cuenta.

_ Ante cualquier estafa o robo, denuncie cuanto antes. Y recuerde que la amabilidad no esta reñida con la seguridad.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.