Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Extremadura
Lunes, 6 febrero 2017

Extremadura lidera un proyecto para establecer el impacto hereditario del cáncer de ovario

Marcar como favorita

La Unidad de Cáncer Hereditario del Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres ha iniciado el estudio Ovahex, que pretende determinar cuál es la prevalencia real del cáncer de ovario hereditario en Extremadura. En España no se han llevado todavía a cabo estudios que nos permitan disponer de esta información. Ovahex cuenta con financiación internacional tras haber sido seleccionado por su interés para la sanidad pública entre otros proyectos nacionales e internacionales. Se espera comunicar los resultados de este estudio antes de final del año 2017 en diferentes congresos nacionales e internacionales.

[Img #67211]

 

La Unidad de Cáncer hereditario del Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres acaba de cumplir 10 años desde su inauguración. Hasta la fecha ha identificado a 200 familias extremeñas con mutaciones en genes de predisposición al cáncer. Esto ha permitido estudiar a unas 1.000 personas pertenecientes a estas familias, de los que aproximadamente el 50%, -520 personas en total-, son portadores de estas mutaciones. Estas personas, en su mayoría todavía sanas, pero con un riesgo mucho mayor que la población general de desarrollar cáncer, han iniciado protocolos específicos de prevención del cáncer que están resultando muy exitosos.

Confirmar la prevalencia del cáncer de ovario hereditario en Extremadura es muy importante porque permitiría diseñar las campañas y recursos necesarios para disminuir la incidencia de esta enfermedad hasta en un 20%. Esto es así porque el cáncer de ovario hereditario es una entidad que se puede prevenir eficazmente. A las portadoras sanas de algunas de estas mutaciones se les ofrece, a partir de cierta edad, la posibilidad de realizarse una cirugía mínimamente invasiva para la extirpación de trompas y ovarios, que normalmente sólo requiere un día de ingreso. Esta intervención consigue reducir un 99% el riesgo de desarrollar un cáncer de ovario.

En el estudio Ovahex participarán más de 100 mujeres diagnosticadas de cáncer de ovario de todas las Áreas de Salud de Extremadura. En estas mujeres se determinará la existencia de estas mutaciones hereditarias de predisposición al cáncer gracias a la última innovación tecnología en este campo, conocida como secuenciación masiva, cuya implementación en nuestra Comunidad Autónoma se verá favorecida merced a la inversión de equipamiento de un bioanalizador en el Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres del Servicio Extremeño de Salud compartido con el presupuesto de este estudio.

El cáncer de ovario suele diagnosticarse en la mayoría de las ocasiones en fases avanzadas de la enfermedad, tanto por la ausencia inicial de síntomas como por la ausencia de pruebas de diagnóstico precoz eficaces, por lo que el pronóstico suele ser bastante pobre a pesar de los avances terapéuticos. De hecho es la cuarta causa de muerte por cáncer entre las mujeres.

Estudios recientes realizados fuera de España apuntan a la posibilidad de que un porcentaje importante de los cánceres de ovarios, hasta un 20%, podrían ser hereditarios, cuando hasta ahora se pensaba que este porcentaje no era mayor del 5-10%. Esta predisposición hereditaria a desarrollar este tipo de cáncer se debe a la existencia de alteraciones, llamadas mutaciones, fundamentalmente en 2 genes conocidos como BRCA1 y BRCA2, que pueden determinarse a través de una analítica de sangre.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.