Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Última actualización 18:57
Viernes, 3 febrero 2017

Una recuperación inclusiva, femenina y social

Hoy en España se puede hablar abiertamente de recuperación social porque el crecimiento económico del que disfruta nuestro país lleva aparejado un nivel de creación de empleo con un ritmo sostenido. Las reformas introducidas en la legislatura anterior están empezando a dar su frutos, ya que llevamos 35 meses consecutivos de incrementos de la contratación indefinida, bajando la tasa de paro al 18,63%, la menor en 7 años.

 


No hay que dejar pasar por alto que España terminó 2016 con unos datos económicos sumamente halagüeños que hicieron posible que se alcanzaran dos récords históricos: el de reducción del desempleo, con 541.700 parados menos, y el de creación de empleo alcanzándose los 540.000 trabajadores más que al comienzo del año. Esta conjunción de factores ha permitido que se hayan recuperado 1.700.000 empleos de los tres millones y medio que la crisis se llevó por delante.
Se crece en toda España y en todos los sectores económicos y tramos de edad: seis de cada diez jóvenes que hoy abandonan el paro en toda la zona euro son españoles; asimismo ya hay más de un millón de personas mayores de 45 años que han encontrado un empleo desde que se inició la recuperación, siendo especialmente significativo que 9 de cada 10 personas que abandonaron el desempleo el año pasado eran parados de larga duración.

 


Hemos pasado en cinco años de aportar uno de cada dos nuevos parados a la Unión Europea a tener un papel protagonista en la reducción del 40% del desempleo en la zona euro. Nos encontramos en la mitad del sinuoso camino para culminar la recuperación y, a medio plazo, el reto es redoblar los esfuerzos por alcanzar más y mejor empleo: 20 millones de ocupado en España en esta legislatura, si sigue creando empleo a un ritmo anual de entre 400.000 y 500.000 puestos de trabajo, para que podamos hablar de una recuperación plena.

 


Una recuperación que claramente podemos calificar de inclusiva al haber sido contratadas 270.000 personas con discapacidad y, en segundo lugar, haberse recuperado todo el empleo femenino que la crisis destruyó; en estos momentos hay más mujeres trabajando que nunca en nuestra historia, y hoy el empleo entre las mujeres tiene mayor peso en el empleo total de España, representando el 46,37% del total.

 


Pero no podemos soslayar que el gran reto en los próximos años, en los que también será condición sine qua non poder contar con un marco presupuestario de certidumbre y estabilidad política, es ser competitivos poniendo en valor uno de las más destacados activos estratégicos que tienen nuestras empresas: el capital humano.

 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.