Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Francisco Flecha
Última actualización 13:11
Miércoles, 4 enero 2017

Poetas

Marcar como favorita

Siempre por estas fechas cambio el mundo del toro, por otra cultura en este caso, mis escritores favoritos, hoy voy a dar un repaso por lo que fue la vida del poeta Antonio Machado, siempre nos hemos preguntado y hasta a veces llega a la confusión que este hombre tuvo un hermano también poeta y efectivamente se llamaba Manuel, pero el fuerte y el que se llevó la palma fue Antonio.
Compuso poemas que luego muchos cantantes popularizaron pasando sus letras a canción, allá por los años setenta Juan Manuel Serrat, tuvo el acuerdo de pasar sus poesías a canción, cosechando un éxito tremendo, con esa Saeta al Cristo de los gitanos, que todas las bandas de música de España la han incorporado a su repertorio y se escucha una y otra vez incluso con nuevas versiones; “Quién me presta una escalera para subir al madero, para quitarle los clavos a Jesús el Nazareno”. También Manuel se inspiró escribiendo otra poesía poniéndole el mismo título La Saeta :” Mírala por donde viene el mejor de los nacidos, una calle de Sevilla entre rezos y suspiros, largas trompetas de plata, túnicas de seda... cirios en hormigueros de estrellas festoneando el camino, el azahar y el incienso embriagan los sentidos, ventanas que dan a la noche, se iluminan de improviso y en ella una voz, Saeta, cantan o lloran que es lo mismo”. Le dedicó también una poesía al cante jondo, tan dado por aquellas fechas: “A todos nos han cantado en una noche de juerga, coplas que nos han matado... corazón calla tu pena a todos nos han cantado en una noche de juerga, malagueñas, soleares y seguiriyas gitanas, historias de mis pesares y de tus horitas malas ” y una poesía dedicada a una cantaora,” La Lola, esa que se iba a los puertos, quedando la isla sola, y esta Lola quién será que así se ausenta dejando la isla de San Fernando, ni El Lebrijano y Curro Pabla su hermano, Proita, Moya, Ramonillo, ni Tobalo inventor de El Polo, ni uno, ni una cantaora o cantaor llenando toda lista desde Diego el Picaor a Tomás el Papelista, ni los vivos, ni los muertos, canto una copla mejor que la Lola, esa que se va a los puertos y la isla deja sola”. Hay otro poeta granadino del mismísimo Albaicín, heredero universal de los grandes poetas populares españoles y también de los inolvidables rapsodas, un Rafael de León y González Marín de una sola pieza, Manuel Machado por una cara y Conrado Blanco por la otra; me refiero a Manuel Benítez Carrasco, tenía el absoluto dominio de la palabra al escribirla y al declararla, recorrió medio mundo y parte del otro medio, recitando sus propias poesías, unipersonal e intransferible embajador español, fue una institución en México, un fondo de cultura hispánica en toda América, sus poemas, dicho por el mismo, tenían la fuerza dramática del propio teatro de la vida, describen del amor al desamor, del dolor a la alegría, en cincuenta versos, Benítez Carrasco, era capaz de declarar todos los sentidos del hombre.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.