Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Pedro Gutiérrez
Última actualización 12:57
Miércoles, 4 enero 2017

Música y curiosidades 1.0

Marcar como favorita

La música es algo que gusta a todo el mundo. A unas personas les gusta un tipo de música concreto, un cantante o grupo, mientras que a otras les gusta otro género musical o varios tipos y géneros musicales. Más allá de una cuestión de gustos o calidad musical, ¿sabemos cómo la música, sea del tipo que sea, afecta a nuestra forma de actuar en relación con el mundo que nos rodea? o ¿cómo se transforma nuestro cuerpo cuando estamos escuchando música?


Sin duda es curioso ver los cambios que la música puede producir sobre nuestra actitud ante la vida.  Al fin y al cabo el oído es un sentido más de nuestro organismo y si al probar un limón, su acidez, nos produce un efecto en nuestro cerebro y como reacción (por norma general), una mueca en nuestras caras, la música también produce cambios y reacciones en nuestro organismo, como los siguientes:


El corazón  modifica sus latidos para imitar a la música que escuchas, buscando un tempo o velocidad acorde con el tempo de la canción que escuchamos.


No nos gusta la versión original de una canción porque sea mejor, sino, porque es la primera versión que escuchamos, y son las que nuestra memoria y nuestro corazón recuerdan. La formación musical puede mejorar de forma importante el razonamiento y las habilidades motoras, de ahí la importancia de la educación musical desde niños.


Cantar o tocar instrumentos musicales  puede ayudar en la depresión: no somos conscientes de ello hasta que no tenemos la experiencia de tocar un instrumento o cantar, casi mejor en grupo, que sólo.


El tipo de música que escuchamos afecta a la  forma en que percibimos el mundo: existe una diferencia de percepción del mundo según se escuche música clásica, jazz, o música africana...nuestra visión será más completa cuanto más música diferente escuchemos, eso si, si siempre buscando la calidad dentro de cada estilo.


Es por ello que, igual que elegimos y buscamos todo lo mejor para nuestra salud, deberíamos prestar el mismo interés a la hora de buscar todo lo relacionado con la música, pues en mas o menos parte, de ella depende tener una vida saludable.


Ahora que comienza el nuevo año, no olvidéis hacer una buena selección de música para vuestro móvil o donde escuchéis vuestra música:  listas shazam, spotify... o cualquier otra vía, mas o menos moderna de escucha musical...y si asistís a conciertos en “vivo y en directo”, muchísimo mejor.

FELIZ AÑO NUEVO.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.