Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel García Cienfuegos
Viernes, 2 diciembre 2016

Las zambombas de Urbano

Ay la Navidad del turrón, los alfajores, la de los aguinaldos, los polvorones, mantecados y la de las otras figuritas, las de mazapán. La Navidad de pueblo, de familia e infancia. La Navidad de los montes de corcho, musgo y papel de plata, simulando ríos de los nacimientos de la edad de la infancia.

Los agujeros redondos en la parte inferior de las puertas falsas para que entraran y salieran los gatos. La granja de pollos de Rafael Martínez, que estaba junto al Matadero Municipal, y los huevos que vendía su hijo Antolín en la Plaza de Abastos. Isabel Almirante Acevedo, Plácida Almirante Rodríguez, Ana María San Juan Delgado, Joaquina Moreno San Juan y Enrique Carreto Sánchez, que han sido las personas que por devoción han entregado la albahaca en la mañana del día de la traída de la Virgen de Barbaño. Los Juegos Florales de la Poesía que organizó la OJE, en el Hogar que estaba en los bajos de la Plaza de Abastos. Diego Barrena que regentó el bar “La Parra”, arriba, en el Piquete. “A mí la Legión” y “El Último cuplé”, dos de las películas más taquilleras en el cine Salón Moderno del maestro Modesto Cabezas. Petra Castillo Castillo que hacía la limpieza en el cine Emperatriz. La calle Santa Ana que también ha sido conocida por la calle de los quesos, porque en varias casas de propietarios agrícolas los vendían. Las muchachas jugando a la goma.

Los muchachos jugando con el barro y el agua que formaban los charcos en las calles entonces sin pavimentar, construyendo presas y ríos sobre los que echaban una cáscara de nuez o de avellana que competían como si fueran barcos. “Callarse que van a dar el parte en la radio, que ya se oye la sintonía La Generala”. Cuando tres cigarros de la marca Bisonte valían una peseta en el puesto de Candidito. Agustín Rodríguez Menayo y Dolores Gallardo Piñero que estuvieron trabajando en la Huerta de los frailes. La escuela de Juana González, en la calle Moreno Nieto. Está más seco que los trastos de la era. Cuando pasaba por la estación de ferrocarril el TER (Tren Español Rápido). Cuando se liaban y salían las cintas de casetes y luego las arreglábamos enrollándolas con un bolígrafo Bic. Toribio Jiménez Díaz, que tenía un puesto de chucherías en la Avenida Emperatriz, representante de la compañía “Así canta Extremadura”, en la que actuaban Los Montijanos, Tomás Heredia, Eloísa y Trini Blanco, Reyes, los Rumberos de bronce, los Castisol, los Dandys, Alonso de los Santos, el brujo, Mari Miranda y la orquesta Los Rebeldes. ¡Más calor hace segando, chacho! Los álbumes de cromos de Ben Hur y el Cid Campeador.

Francisco Cayetano Rodríguez que ha sido secretario de los Ayuntamientos de Villarta de los Montes, Torremejía, La Garrovilla y Puebla de Obando. Emilio Macarro Rodríguez que fue practicante de Invecosa y Cobasa. Cuando nuestras madres nos daban pal pelo diciendo por tiempos: “me-tienes-que-escuchar-cuando-te-estoy-hablando”. Las zambombas que hacía y vendía Urbano en su casa de la calle Santa Ana. La serré que tenía Fernando Caballero, marido de Faustina Molano, que vivían en la calle Mérida. El juicio del año, las canículas y las canículas al revés, que todo se observa y contempla en el mes de agosto. Los coches Land Rover con la placa en la que se leía: Tara y PMA (Peso Máximo Autorizado). “A Barbaño voy de gira rebosante de alegría, a si encuentro un hombre guapo, pa bailar en la romería”. La rinconá de la plazuela Bravo Murillo, en la que jugaban los muchachos. Los remolinos que salen en el cabello, que en el caso de un muchacho se decía que era debido a lo malo que era. Tuma, tuma, tuma… pitas, pitas, pitas. Dale una mijina palante y luego una mijina patrá. Que fea está la orilla, pero lo que se dice llové, llové, lo que se dice llové, pa mí que no, chacha. 

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.