Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana María Moreno Vaquera
Última actualización 11:20
Viernes, 8 julio 2016

Ana Macarro Merino, Doctora en medicina y cirugía. Especialista en oftalmología

Marcar como favorita

[Img #60875]La certeza de querer ser médica, desde pequeña, hace que Ana estudie con tenacidad para conseguir nota suficiente que lo posibilite. Con empeño, obtiene sobresaliente cum laude en su tesis doctoral y premio extraordinario de doctorando. Ejerce, inicialmente, como médico general en el Centro de Salud de Montijo,  después del doctorado  consigue una beca de investigación, plaza de profesor ayudante de universidad en su etapa docente y, finalmente, se especializa en oftalmología. Además de cirujana, profesora, madre … es una oftalmóloga de gran prestigio reconocido, no en vano, comenzó como investigadora, en pueblos de Extremadura, con una campaña de Prevención de la  ceguera en pacientes diabéticos. Y, desde entonces,  además, no ha parado de investigar.

Ana es hija de Fernando y de Juana María y es la pequeña de 3 hermanos.

 

¿Sus primeros colegios?

Estudié la ECG en el colegio Santo Tomás de Aquino y cursé el BUP y COU en el Instituto  Vegas Bajas de Montijo. Recuerdo a mis  compañeros y profesores, curiosamente, algunos de ellos actualmente son pacientes míos.

 

¿Cómo transcurre su infancia?

Mi infancia y adolescencia fueron muy gratificantes, disfruté mucho de esas etapas. Siempre llevé a cabo mis estudios con gran sentido de la responsabilidad.

 

¿Dónde cursa sus estudios universitarios?

Realicé la carrera de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura.

 

¿Cómo describiría su paso por la universidad?

Yo tengo que diferenciar tres fases de mi paso por la universidad: 1.- como estudiante de medicina, etapa caracterizada por la inmadurez que se tiene a esa edad y totalmente impresionada por la libertad que pensamos que nos aporta estar en el mundo universitario, 2.- como doctoranda, donde conseguí dos logros importantes: nota de sobresaliente cum laude en la defensa de mi tesis doctoral y premio extraordinario de doctorado. 3.- y mi última y tercera fase en la universidad, como profesora.

 

¿Qué le motivó a elegir su carrera?

Siempre he tenido vocación de médico. Cuando estudiaba el BUP sabía que era fundamental tener buen expediente académico para poder acceder a la Facultad de Medicina y trabajé para conseguirlo, nunca me planteé realizar otra carrera, ni siquiera tenía alternativa, si no obtenía la nota necesaria para acceder a Medicina, pues esta posibilidad no la contemplaba, me veía capaz de todo. Si tengo que resaltar alguna virtud de esta etapa era la confianza que tenía en mí misma y el empeño y trabajo que ponía para conseguir lo que quería.

 

[Img #60873]

Cum laudem por su tesis ¿sobre qué versó?

Terminé la carrera de medicina en junio de 1991, me matriculé en los cursos de doctorado en septiembre de 1991, el periodo de realización de los mismos era de dos años. En ese momento, en la cátedra de oftalmología se estaba realizando una campaña de prevención de la ceguera en diabéticos en Extremadura, nos desplazábamos a gran número de poblaciones de toda la región para hacer una revisión oftalmológica a los pacientes diabéticos. De ese estudio salió mi tesis doctoral, trataba sobre la prevalencia del glaucoma en los pacientes diabéticos. Además de la calificación sobresaliente cum laude, obtuvo un premio otorgado a las mejores tesis de oftalmología.

 

¿Su primer trabajo?

Como he comentado anteriormente, terminé la carrera en junio de 1991 y ese primer verano trabajé como médico general en el centro de salud de Montijo. A partir de septiembre de ese mismo año, comencé con el doctorado. Una vez que leí mi tesis doctoral conseguí una beca de investigación y después una plaza de profesor ayudante de universidad. A partir de ese momento me planteé que no solo podía hacer carrera universitaria, sino que debía realizar la especialidad de oftalmología.

 

Su curriculum profesional es muy extenso, ¿puede extractarlo?

Dentro de mi curriculum me gustaría destacar el ser doctora en Medicina y cirugía, premio extraordinario de doctorado y especialista en oftalmología con el número 83 del MIR.

 

Tiene publicado diversos libros: Guiones de oftalmología, Epidemiología de la retina diabética junto con J Fernández Vigo y J.F. Perianes y otros, ¿Cuál destacaría?

Sí, he participado en publicaciones de libros y colaboro en el libro de guiones de oftalmología, escrito por la mayoría de catedráticos de oftalmología de España, es el libro de texto que se emplea para impartir la asignatura de oftalmología en las facultades de Medicina. Dentro de los libros científicos destacar un libro por la lucha contra la ceguera por retinopatía diabética y también libros sobre cirugía de miopía y de catarata.

Resaltar también más de 100  comunicaciones a congresos,  más de 20 conferencias y cursos impartidos,  codirección de 8 tesis doctorales, 45 publicaciones en revistas nacionales e internacionales

 

Tiene publicado numerosos artículos y tesis, ¿hay que estar siempre a la vanguardia de la investigación?

Sí, muy importante, la investigación es apasionante en sí mima, porque representa un esfuerzo intelectual muy importante, te obliga a tener un conocimiento muy extenso de la materia y poder aportar nuevas soluciones a los problemas. Si no estas en la vanguardia de la investigación no tienes conocimientos ni el criterio suficiente para poder aplicar a tus pacientes los avances científicos.

 

[Img #60874]Ha participado en diversos proyectos de investigación subvencionados ¿los más relevantes?

Uno de los más destacados fue el realizado en Extremadura para la prevención de la ceguera en los pacientes diabéticos, ya que la diabetes ocular es una de las principales causas de ceguera.

Actualmente nuestras líneas de investigación se centran en las mejoras en la cirugía de catarata y refractiva, así como la exploración mediante OCT, que es una técnica de diagnostico para el ojo semejante a un scanner ocular, con una precisión micrométrica nos dibuja las estructuras del ojo.

 

La docencia, la investigación, la cirugía, ¿prevalece alguna faceta sobre otra?

Son tres facetas complementarias y muy relacionadas entre ellas, como dijimos anteriormente, la formación y conocimiento que te aporta la investigación hará que seas un gran docente y, además, podrás ofrecer a tus pacientes los tratamientos más novedosos. Si te dedicas solo a la cirugía te conviertes en una persona que repite constantemente el mismo acto, sin indagar e investigar más allá de la mera actuación quirúrgica o terapéutica.

 

Fernández- Vigo ¿qué importancia tiene en su vida?

 Desde el punto de vista profesional, es la persona que despertó en mí la pasión por la oftalmología y la investigación, si no fuera por él, en estos momentos yo sería ginecóloga, pues esa era la especialidad que yo quería hacer. A nivel personal creo que cualquiera lo puede imaginar, una persona muy importante en mi vida: mi marido, el padre de mis hijos ...

 

Trabaja en el Centro Internacional de Oftalmología Avanzada, ¿dónde están?

Tenemos 3 centros: Badajoz, Madrid y Évora.

 

¿Cuál es su especialidad?

Yo me dedico a cirugía de catarata y cirugía con lentes intraoculares.

 

¿Con qué personal cuentan?

Trabajamos con 45 personas, de ellos 15 somos oftalmólogos, todos de gran prestigio y la mayoría doctores en Medicina y Cirugía,  y el resto está formado por optometristas, enfermeras, auxiliares, personal administrativo y de servicios.

 

¿Cuáles son los tratamientos más comunes que tratan?

 La parte más importante esta compuesta por la cirugía refractiva y de catarata, después están las enfermedades de la retina y también otras como oftalmología pediátrica, oculoplastía, patología corneal, etc.

 

¿Qué le aporta profesional y personalmente la clínica?  

Personalmente, una gran satisfacción pues es un proyecto que he visto nacer y en cuyo crecimiento he estado directamente involucrada. Profesionalmente ofrece el prestigio de pertenecer a un grupo formado por profesionales altamente cualificados con grandes expectativas de futuro.

 

Le ha sido concedido la distinción como la primera oftalmóloga española que ha implantado más de 100 lentes intraoculares precristalinas tóricas...

Nosotros como grupo hemos recibido en los últimos años 15 premios a la labor científica que desarrollamos. Yo, personalmente, recibí uno hace unos años por ser la primera oftalmólogo femenina en Europa por poner más de 100 lentes intraoculares para la corrección de la miopía y astigmatismo, y el más reciente en la ESCRS (European Society of Cataract and refractive Surgery) un premio por un trabajo de investigación donde se estudian los cambios que se producen en el ojo cuando introducimos un tipo concreto de lente.

 

¿Qué  importancia tiene su aplicación en el paciente?

Esta línea de investigación tiene gran interés en la actualidad, ya que la realización de cirugía refractiva mediante implante de este tipo de lentes está aumentando considerablemente. Este tipo de reconocimientos nos impulsa a seguir investigando y nos motiva, pues detrás de cada uno de los premios hay mucho trabajo de las diferentes personas que trabajamos en la clínica, fruto de lo cual son las últimas publicaciones que tenemos en revistas extranjeras de gran prestigio como American Journal Ophtahmology and iInvestigative Ophthalmology and Visual Sciences, con gran influencia en el mundo de la oftalmología.

 

Un efecto del que a cierta edad no se libra nadie es la presbicia, ¿lo tratan?

Sí, claro, es  otro de los temas que también tiene mucho interés clínico es el tratamiento de la presbicia mediante el uso de lentes multifocales intraoculares.

 

¿La utilización del láser  es definitivo en las técnicas quirúrgicas?

En la oftalmología, igual que en otras especialidades, la tecnología laser ha supuesto un avance capital pero el elemento fundamental es un buen cirujano con una buena experiencia y buenos conocimientos. La cirugía se basa en una buena exploración, un buen diagnostico y un adecuado tratamiento, el láser es un mero instrumento que no sería nada sin unas manos expertas.

 

¿Cómo consigue  la conciliación familiar con tanto trajín?

 Resulta complicado conciliar la vida familiar con la profesional, sobretodo, si se quiere estar en un nivel de prestigio dentro de la oftalmología. Momentos duros fueron en los comienzos de mi vida profesional, cuando tenía que compaginar la realización de la residencia de oftalmología con la investigación y con el estudio de la especialidad. Después, el nacimiento de mis hijos hizo “moverse mi escala de prioridades”, pero a pesar de tenerlos a ellos, mantuve un ritmo de trabajo alto, lo pude hacer porque ellos se criaron conmigo en la clínica.

 

¿Ha notado alguna discriminación profesional por ser mujer?

Las mujeres lo tenemos algo más complicado que los hombres, hay muchas mujeres médicos, pero dentro de los cargos mas relevantes y de más prestigio destacan los hombres, nosotras lo tenemos más complicado, aunque espero que eso vaya cambiando.

 

¿Dónde se desarrolla su vida habitualmente?

Actualmente, desarrollo mi actividad en Madrid, pero periódicamente viajo a Badajoz para realizar cirugías.

 

¿Sigue manteniendo contacto con su pueblo natal?

Claro que mantengo relación con Montijo, mis padres y hermanos viven allí.

 

 

NOMBRE: Ana Macarro Merino.

EDAD: 49 años

ESTADO CIVIL: Casada

RESIDENCIA: Madrid

UN LUGAR PARA VIVIR: Mi casa. La única pega es que tengo a parte de mi familia lejos.

UN LUGAR PARA PERDERSE: No me gusta perderme, solo quiero tener paz, cariño y tranquilidad a mi alrededor.

UNA COMPAÑÍA: Mi familia lo primero, después mis amigos.

UNA MÚSICA: tTda, pero sobre todo pop. En mi quirófano siempre está sonando música.

UN HOBBY: La cocina. Me encanta cocinar para los demás.

UN SUEÑO: Ver a mis hijos adultos, como excelentes personas y magníficos profesionales.

UNA LECTURA: El tiempo que tengo, textos de oftalmologia, y este verano leeré una edición moderna de El Quijote.

Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.