Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana María Moreno Vaquera
Última actualización 16:24
Lunes, 1 septiembre 2014

Manuel Moreno Sánchez, Cirujano

Manuel Moreno es un joven cirujano que ama la medicina y la investigación. Es integrante del Servicio Oral y Maxilofacial del Hospital Infanta Cristina de Badajoz.
Ganador del IV Certamen de Casos Clínicos del Colegio de Médicos de Badajoz con el trabajo “La gran imitadora: el renacer de una vieja enfermedad con atípicas implicaciones cervicofaciales”. Su vida transcurre entre el trabajo y cursos y congreso de formación: su próximo destino Taiwan.



Manuel Moreno Sánchez ¿cirujano o científico? 

Me considero más cirujano que científico, aunque pienso que en la medicina, como en otras muchas ciencias, es necesaria la investigación para continuar avanzando y seguir mejorando.


¿Cuál es su familia?

Soy hijo de Manuel Moreno Jiménez y Casilda Sánchez Nieto, los dos naturales de Montijo. Tengo una hermana, Julia, que también trabaja en el mundo de la sanidad.


¿Sus primeros colegios? 

Cursé mis estudios de primaria en el Colegio Príncipe de Asturias y realicé la secundaria y el bachillerato en el IES Extremadura. 


¿Cómo transcurre su infancia? 

De pequeño era buen estudiante, aunque lo que realmente me gustaba era la natación llegando a formar parte del club de natación Los Patos de Montijo. Dedicábamos muchas horas a entrenar, competir... guardo muy buenos recuerdos y amigos de esos años. 


Estudios universitarios ¿dónde los cursa?

Empiezo a estudiar en el año 2004 en la Facultad de Medicina de Badajoz, graduándome en el año 2010. Un año más tarde comienzo la residencia en Cirugía Maxilofacial en el Hospital Infanta Cristina.


¿Cuándo supo que quería ser cirujano? 

Uno cuando empieza medicina no sabe si le va a gustar la cirugía, pero durante los primeros años de la carrera, vas estudiándola, entras en los quirófanos y es donde te das cuenta que quieres ser cirujano. 


¿Es vocacional? 

Bueno, en mi caso sí. Recuerdo que cuando era pequeño me preguntaban qué quería ser de mayor y siempre respondía que médico.


¿Qué le motivó? 

Me decanté por la cirugía porque me parece muy resolutiva, tratas de solucionar de forma rápida y eficaz el problema que tiene el paciente. 


¿Tiene antecedentes familiares profesionalmente hablando?

Sí, tengo un tío médico. Su entrega y dedicación por los pacientes seguro que influyó en que yo también acabara siéndolo.


¿Algún profesor le ha marcado significativamente en lo científico? 

En mi servicio sí que se fomenta que el residente investigue y publique en revistas científicas. 


¿En su caso qué significa ser científico? 

Significa leer artículos, realizar proyectos de investigación, todo con la finalidad de aportar mejores tratamientos y mayor calidad de vida a las personas. 


Imagino que su trabajo requiere horas y horas de dedicación y estudio...

El trabajo ocupa gran parte de mi día a día. Dedico mucho tiempo a preparar los casos que operamos y a continuar estudiando. Además, ahora estoy realizando la tesis doctoral. 


¿Cómo es la vida de un residente? 

Requiere muchas horas de trabajo y dedicación. Estás continuamente aprendiendo, tanto dentro del hospital, donde realizas gran parte de la formación, como en casa donde continuas trabajando. También asistes a cursos y congresos para conocer novedades y avances de tu especialidad... queda poco tiempo libre.


Es integrante del Servicio Oral y Maxilofacial del Hospital Infanta Cristina de Badajoz. ¿Cuál es su misión en él?

Formarme como cirujano y, a la vez, prestar una labor asistencial que con el paso de los años va siendo mayor y requiere más responsabilidad. 


Este hospital tiene un reconocido prestigio generalizado, ¿por qué puede estar motivado?

El hospital tiene servicios médicos de primer nivel, con muy buenos profesionales, siendo algunos referencia nacional. 


El que sea universitario (el hospital) ¿es un plus? 

Por supuesto. No se puede entender una facultad de medicina sin un hospital y viceversa, pues ambos se enriquecen mutuamente.


¿Cuándo comenzó a formar parte del equipo del Infanta?

Hace 3 años comencé mi formación como médico interno residente en la especialidad de Cirugía Maxilofacial.


¿Cuál ha sido su trayectoria profesional?

Durante estos 3 años, además de trabajar en el hospital, he asistido a cursos nacionales e internacionales, a congresos y dentro de varios meses realizaré una rotación de 1 mes en Taiwán para formarme en microcirugía. 


Forma parte del equipo del doctor Monje, prestigioso especialista ¿qué le ha supuesto para su carrera estar en él?

Mucho. Estás formándote con un cirujano que es referencia mundial. Como jefe de servicio, se preocupa por la formación del residente, estimulándote continuamente para que sigas mejorando. Además, es una persona muy cercana en el trato con sus pacientes.


Premiado en el IV Certamen de Casos Clínicos del Colegio de Médicos de Badajoz (icomBA), ¿qué sintió al saberse ganador? 

Mucha alegría, no solo por el premio, sino también por el reconocimiento de tus propios compañeros de profesión. En realidad, es un premio de todo el servicio que refleja el trabajo en equipo que se realiza a diario.


Fue ganador de este certamen con el trabajo “La gran imitadora: el renacer de una vieja enfermedad con atípicas implicaciones cervicofaciales”. Nos puede explicar en qué consistió en los mejores términos entendibles para los profanos...

Se trataba de un caso de sífilis, que es una enfermedad infecciosa de transmisión sexual. El porqué de ese título tan llamativo es debido a que se trataba de un paciente joven que presentaba un bulto en el cuello imitando multitud de enfermedades (tumores, infecciones...), lo que hacía difícil su diagnóstico. Además, esta es una enfermedad que en los países occidentales, desde que se descubrió la penicilina, había ido disminuyendo, pero en los últimos años están apareciendo más casos.


¿Cuál fue su aportación más importante con este trabajo? 

Sobre todo advertir que esta enfermedad infecciosa puede aparecer en el paciente de forma diferente a lo que hasta ahora se conocía. 


¿Las enfermedades venéreas siguen siendo un problema mortal? 

Ya no tanto. En las últimas décadas han aparecido nuevos medicamentos con los que se ha conseguido controlar estas enfermedades. Aunque, en países menos desarrollados, debido a la falta de envío de fármacos, sí que siguen siendo una causa importante de mortalidad.


¿En la actualidad se ha normalizado hablar y tratar de enfermedades venéreas o continúa siendo tabú? 

En la actualidad se trata y se habla con naturalidad de estas enfermedades. Además, desde todos los ámbitos se pretende concienciar a la población de cómo evitar contraer una ETS. 


Su especialidad médica es la de cirugía maxilofacial ¿qué casos son los más habituales que tratan? (de existir casos más predominantes)

La cirugía maxilofacial es una especialidad nueva (hace apenas 35 años que se creó) y reconozco que bastante desconocida. Nosotros no solo realizamos extracciones de la muela del juicio, sino que también practicamos otras intervenciones de cirugía oral, intervenimos las fracturas de los huesos faciales, extirpamos tumores de la cara y del cuello y reconstruimos esas zonas, tratamos problemas de articulación...


¿Un cirujano cuándo termina la etapa de formación? 

Yo creo que nunca. Un cirujano está continuamente formándose y aprendiendo nuevas técnicas, ya que la medicina está constantemente avanzando.


¿Cuál sería su meta? ¿Qué le gustaría poder aportar al paciente? 

Tratar de ser buen cirujano, seguir trabajando y mejorando día a día, y siempre con la meta de curar al paciente. 


Crónicas de un Pueblo • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.